Tequio Y Política


El Presidente López Obrador durante su mensaje a la Nación
  • Acepto el reto, no tengo derecho a fallar”, dice el Presidente López obrador
  • La Revolución Mexicana, resurge entre las cenizas y la justicia social empezó a ser la constante
  • El neoliberalismo fue enterrado en el primer discurso del Presidente López Obrador
  • Durante los últimos 36 años desde la Primera Magistratura se llevó a cabo la involución mexicana
  • Las privatizaciones acabaron con PEMEX, TELMEX, Ferrocarriles y también arrasaron con el medio ambiente
  • AMLO, buscó dos veces la gubernatura de Tabasco; una vez la Jefatura de gobierno del DF y 3 veces la Presidencia
  • Vicente Fox, Carlos Salinas, Felipe Calderón y Diego Fernández, sus enemigos personales
  • Los conservadores o la derecha y la ultraderecha, serán los contrapesos naturales en su gobierno
  • La historia de liberales contra conservadores se repite en nuestro país… ¿Quién es el mayor perjudicado?

Fouché

¡LA REVOLUCIÓN MEXICANA NO HA MUERTO!

No fue casualidad que a partir de 1982, en el gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado, los conceptos Revolución Mexicana y justicia social, empezaron a desaparecer de los discursos oficiales.

Cuando el país agonizaba en manos de los neoliberales que asaltaron el poder a partir del sexenio 1982-1988, creemos que los mexicanos desde este 1 de diciembre de 2018 vivirán otro tipo de experiencias. Para los conservadores que nunca han faltado en el país será un retroceso la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador, para los progresistas (y vaya paradoja) volver al futuro será respirar nuevamente los vientos que dejara la Revolución Mexicana cuando, a partir de la década de los 80 del siglo XX, un pequeño grupo de empresarios y pseudo gobernantes y políticos la intentaron enterrar.

El Jefe de la Nación, entona el Himno Nacional

De tal forma que la derecha y la ultraderecha panista (con Vicente Fox y Felipe Calderón, como cabezas de playa), así como el centro derecha (Miguel de La MadridCarlos SalinasErnesto Zedillo y Enrique Peña Nieto) solamente decidieron ver en la política un modus vivendi y un modus operandi para el irracional enriquecimiento, aún a costa del hambre, la miseria y la pobreza de millones de personas.

En todos estos sexenios, incluyendo los doce años de panismo, convirtieron a México en una gran fábrica de pobres, en tanto una minoría se enriqueció a costa de la depredación ambiental, de la corrupción y de la impunidad, que fomentaron y promovieron la subcultura del que no tranza no avanza.

Nadie por encima de la ley, reiteró el Primer Mandatario

En este espacio, la Cuarta Transformación que proyecta el hoy Presidente López Obrador, la interpretamos como el regreso a los gobiernos del pueblo y para el pueblo. En los que el sujeto y objeto de la administración pública es y debe ser el ciudadano, nuestra sociedad nacional y no un gobierno al servicio del empresariado o de grupúsculos que a nombre de la “vocación de servicio” a la comunidad amasaron fortunas que van más allá de la imaginable.

Esta vez, la justicia social viene a ser nuevamente una bandera para servir y no para servirse…

Miguel Hidalgo, en la Independencia, murió a manos de la reacción, con la convicción de que los habitantes de la Nueva España serían libres en territorio de la corona española…

Benito Juárez, en la época de la Reforma, luchó pata buscar mantener una nación una Patria en libertad de toda injerencia extranjera. En momentos en que el Benemérito de Las Américas recorría el país y mantenía en su poder a México a bordo de una carroza, la reacción disfrutaba todo tipo de festejos que ofrecían en el Castillo de Chapultepec, el Emperador Maximiliano y su esposa Carlota

Andrés Manuel López Obrador rinde protesta como Presidente de México

Tampoco olvidemos que para facilitar la llegada de Maximiliano al país, Juan Nepomuceno Almonte, junto con José María Gutiérrez Estrada, Antonio Escandón, Joaquín Velázquez de León y Ángel Iglesias, entre otros, llegaron al Palacio de Miramar, para ofrecer a México  e instaurar instaurar un imperio, cosa que Maximiliano, aceptóAsí se concretaba un sueño de una Junta de Notables  que el partido conservador tenía.

Benito Juárez, pues, logró lo que para muchos parecía imposible, el hecho de que México se mantuviera como país, como una República.

La Revolución Mexicana, encabezada por Francisco I. Madero, fue un movimiento social que buscaba acabar con el centralismo del poder en Porfirio Díaz, un dictador que “gobernó” a sangre y fuego durante 30 años al país.

El sufragio universal y efectivo, era solamente un sueño. Las acciones revolucionarias al mando de Madero, provocaron que Díaz Mori, huyera, primero a Veracruz, y de ahí a Francia, donde murió.

Por el bien de todos, primero los pobres, dijo el Presidente López Obrador en su mensaje de Toma de Posesión

El movimiento iniciado en 1910 también enfrentó a la reacción, a los conservadores, a la derecha y a la ultraderecha, corrientes que encontraron en Victoriano Huerta el instrumento idóneo para asesinar a Madero y a José María Pino Suárez.. Y como las ideas y los ideales son a prueba de balas y de traiciones, la semilla de la liberación germinó y continuaron la Revolución Emiliano Zapata (Tierra y Libertad) en el sur y Francisco Villa, en el norte del territorio nacional.

La condición humana es parte fundamental en todo tipo de actividad humana, más aún cuando los intereses del poder y del dinero están de por medio. De tal manera que las traiciones fueron parte fundamental en la Revolución Mexicana… Pocos pensaron que este movimiento era la lucha por el poder mismo y no por lograr la justicia social que durante 30 años había pospuesto el dictador Porfirio Díaz.

Zapata, muere por una traición de Guajardo.

Pancho Villa, es asesinado por la traición de Carranza y Álvaro Obregón.

El magnicidio del Presidente Carranza, es muerto a manos de parte del ejército por órdenes de Obregón.

Algunas versiones insisten en que Álvaro Obregón, fue asesinado por órdenes de Plutarco Elías Calles.

Las muertes en esa época se dan una a una y la población sólo atestigua los acontecimientos esperando la justicia social que prometía la Revolución Mexicana.

Es a partir del gobierno de Lázaro Cárdenas del Río, 1936-1942, cuando se empieza a materializar el movimiento de 1910… El 18 de marzo de 1938, se lleva a cabo la expropiación petrolera. En ese entonces, la sociedad se vuelca para apoyar en el pago de las indemnizaciones correspondientes a las corporaciones afectadas.

Un año antes, el 23 de junio de 1937, el mismo General Cárdenas, había nacionalizado los Ferrocarriles.

El latifundio empieza desaparecer y, por ende, las tierras se entregan a los campesinos. Sin embargo, los grandes empresarios agrarios hacen nada para involucrarse en esta Revolución Agraria. Los resultados están a la vista, los latifundios retomaron el camino  y el campesinado es dueño, pero de las peores tierras que hay en el país.

Durante el sexenio de Miguel Alemán (el 16 de febrero de 1950), se acordó para que Teléfonos de México comparara la Compañía Telefónica y Telegráfica Mexicana, S. A… Así, el 29 de abril se firmó el documento formal.  El 3 de mayo el gobierno mexicano, Wenner-Gren, la ITT y la L. M. Ericsson asignaron un acuerdo definitivo que consolidó a TELMEX como la principal empresa telefónica del país.

La anterior conquista de un gobierno fue destruida en el sexenio 1988-1994, cuando Telmex es privatizado.

Nada se puede negar y menos se puede tapar el sol con un dedo… La nacionalización de la industria eléctrica, es llevada a cabo por Adolfo López Mateos en el sexenio 1958-1964… Ocurrió el 27 de septiembre de 1860.

Ante tal decisión, “México es nuestro”, rezaba una cabeza de un diario del entonces Distrito Federal.

José López Portillo, el 1 de septiembre de 1982, estatizó los bancos… “Ya nos saquearon, no nos volverán a saquear”.

A estas alturas, en el año 2018, de las industrias clave que deberían tener los mexicanos, nada nos pertenece… En el sexenio de Enrique Peña Nieto, el petróleo volvió a manos extranjeras… De ser país exportador de petróleo, nos convirtieron en país importador… Compramos gasolinas…

Miguel de la Madrid y Carlos Salinas, se encargaron de revertir la estatización de la banca y el pago del rescata bancario continuará, mínimo, otros 20 años más.

Ernesto Zedillo, en su administración 1994-2000, dio al traste con los ferrocarriles nacionales, vendiéndolos al mejor postor del extranjero…

Hasta ahora es un misterio en manos de quien realmente se encuentra la industria eléctrica, CFE.

Hasta hace varios sexenios, México era uno de los grandes exportadores de azúcar ¿recuerdan que no hace muchos años tuvo que llevarse a cabo un rescate azucarero?

Esos mismos que hoy se desgarran las vestiduras por el alza del dólar, por la caída de la Bolsa Mexicana de Valores, son los mismos que medraron a la sombra de la manipulación de los capitales en México… ¿No cree?

¿Todo lo anterior era gobernar a favor de millones de mexicanos?

Miguel De Lamadrid Hurtado, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto

EL NEOLIBERALISMO QUEDÓ ATRÁS…

Sin dejar de citar que los conservadores, la derecha, la ultraderecha, así como el centro-derecha, son uno de los peores enemigos de la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador, hoy los mexicanos nos encontramos en el umbral de un nuevo régimen político-administrativo, que no gobierno, por ello es necesario otorgarle el beneficio de la duda. Porque su decisión en cuanto al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, NAICM, despeja muchas incógnitas en todo lo referente a la lucha contra la corrupción y la impunidad…

De ahí que el neoliberalismo (ó el libertinaje para hacer dinero fácil y rápido), por lo visto hasta ahora, ha concluído… Hay juego nuevo con reglas diferentes.

Ése famoso neoliberalismo, promovido y propagado por la ex Primer Ministra Británica Margaret Thatcher y Ronald Reagan, ex presidente de Estados Unidos, en el caso mexicano, fue el gran factor para crear clases doradas entre los empresarios, los políticos y los gobernantes. Llegó un momento en el que el neoliberalismo fue sinónimo de corrupción en impunidad, de mucha corrupción y de exagerada impunidad.

Los jóvenes aprendices de políticos y de gobernantes, pensaron y hasta se convencieron que la corrupción era parte del sistema político vigente, los políticos sintieron que era la mejor oportunidad para hacer fortuna y diputados, así como senadores, se convirtieron en oficialía de partes de los niveles de gobierno estatal y federal.

Ese neoliberalismo que olvidó a los pueblos indígenas del país, ese neoliberalismo que empobreció a más de 50 millones de mexicanos, ese neoliberalismo que midió el crecimiento económico del país con bases en los resultados de los Bolsa Mexicana de Valores (macroeconomía), sin tomar en cuenta a los que diariamente se sumaban a la pobreza y a la miseria (microeconomía), ha quedado atrás.

Hoy, pues, tenemos a un Presidente de México de carne de hueso, cercano a los grupos vulnerables… Hoy, pues, contamos con un Primer Mandatario identificado con las causas más justas que pueden aparecer en el territorio nacional… Hoy, pues, estamos ante un Primer Mandatario que ha dejado de lado esa caja de cristal (Los Pinos) que a través del tiempo se convirtió en una fortaleza, un bunker, que alejaba a la máxima autoridad mexicana de sus gobernados.

¿PERO, QUÉ ES EL NEOLIBERALISMO?

Durante el sexenio de Miguel de la Madrid, se inició su implementación y éste (el neoliberalismo) consiste privatizaciones de empresas que habían comenzado un poco antes del citado sexenio presidencial…  Igualmente, la firma del GATT a principios de 1986 y del TLCAN, con Carlos Salinas en la Presidencia, son otros aspectos en esta transformación.

En general, se define el neoliberalismo como la doctrina que propugna la menor intervención estatal posible en los asuntos económicos.

Porfirio Díaz

LOS PRESIDENTES, DE LA INVOLUCIÓN MEXICANA…

Con la Revolución Mexicana en agonía, la involución nacional aceleraba su rumbo. En este punto, vamos por el principio en lo referente a la minería nacional:

“Hasta 1961, fecha en la que se expide la Ley de Mexicanización de la minería, el destino del sector estuvo signado por el férreo control ejercido por el capital foráneo sobre los mayores y más ricos yacimientos minerales del país. A partir de entonces, el derrotero de la minería experimentó un drástico viraje. Entre otras cosas, las riendas del sector se desplazaron del dominio externo para situarse –en relativamente corto tiempo– en manos del Estado y capital mexicanos”, escriben los investigadores de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Raúl Delgado Wiser y Rubén del Pozo Mendoza, en el estudio Minería, Estado y gran capital en México.

Siguen los datos duros:

Durante los gobiernos de Carlos Salinas de GortariErnesto Zedillo Ponce de LeónVicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, se otorgaron en concesión 97 millones 800 mil hectáreas a empresas mineras nacionales y extranjeras.

Vamos por partes:

De 1992 a 1994, el gobierno de Carlos Salinas, concesionó un millón 745 mil 700 hectáreas, a través de 2 mil 760 títulos en 1993, y 2 millones 81 mil 400 hectáreas a través de 2 mil 360 títulos de propiedad en 1994.

Ernesto Zedillo Ponce de León, como Primer Mandatario, entregó (esa es la palabra) miles de hectáreas concesionadas; en el primer año de su gobierno, 1995, por medio de mil 510 títulos de propiedad, concesionó 2 millones 191 mil 900 hectáreas.

Al siguiente año, 1996, Zedillo entregó 3 millones 185 mil 800 hectáreas,  con el mismo método, pero con mil 510 títulos. Para 1997, a través de 2 mil 80 títulos, concedió 9 millones 525 mil 100 hectáreas.

Ernesto Zedillo, no tuvo freno al frente la Presidencia de la República y para 1998, por medio de 500 títulos, el número de hectáreas sumó 7 millones 732 mil 100; y en 1999, con una cantidad cerrada en 2 mil títulos, las hectáreas entregadas fueron 7 millones 347 mil, y en el año 2000, por medio de mil 900 títulos, la concesión sumó 4 millones 939 mil 500 hectáreas.

Con la llegada de la ultraderecha al poder presidencial, Vicente Fox Quesada, en 2001, los títulos entregados sumaron 2 mil 170 y las hectáreas que los documentos amparaban, fueron 2 millones 559 mil 500.

Para 2002, Fox, aumento la involución en la minería, pues las concesiones crecieron hasta alcanzar 5 millones 643 mil 600 hectáreas en 3 mil 761 títulos.

Durante 2003, los números del panista Fox crecían y con 2 mil 560 títulos, las concesiones sumaron 2 millones 378 mil hectáreas.

El ex gobernador de Guanajuato, no paraba en la entrega de concesiones mineras y para 2004, los títulos entregados fueron 2 mil 195, que acreditaban la entrega de 3 millones 140 mil hectáreas.

Ya, en el 2005, con 2 mil 904 títulos de propiedad, se concesionaron 6 millones 634 mil 600 hectáreas, y en 2006 se deslindaron 4 millones 773 mil 800 hectáreas a través de 2 mil 284 títulos.

Pero, noto todo concluyó en ese sexenio, porque a la llegada de Felipe Calderón Hinojosa a la Primera Magistratura, la ultra derecha continuaba con la involución mexicana:

Así, en el 2007 mantuvo la entrega de tierras a privados para la explotación minera, seguía. En este primer año de gobierno,  2 mil 423 títulos acreditaron 8 millones 377 mil 900 hectáreas.

En el 2008, con 2 mil 152 títulos se entregaron 6 millones 147 mil hectáreas… y para 2009, 2 mil 327 títulos acreditaron la concesión de 7 millones 411 mil hectáreas.

En el último año de ese sexenio (2012), la iniciativa privada nacional y extranjera se benefició con mil 343 títulos y 4 millones 3 mil 300 hectáreas.

Hasta el año 2015,  la administración de Enrique Peña Nieto les había entregado 9 títulos de propiedad y 54 mil 921.57 hectáreas.

Peña Nieto, de 2013 a 2017, entregó 3 mil 190 concesiones mineras a empresas o prestanombres con vigencia de 50 años.

Diego Fernández de Cevallos

UNA PRESIDENCIA DE MÉXICO LARGAMENTE BUSCADA…

El camino a la Presidencia de México, no fue fácil… Estuvo lleno de abrojos, de espinas, minas personales, obuses provenientes de la misma residencia ex oficial de Los Pinos (Vicente Fox Quesada y luego Felipe Calderón, enemigos declarados, así como Diego Fernández de Cevallos).

Fue un largo recorrido, pero al fin, ha llegado al punto más alto al que puede aspirar un mexicano con autoridad moral. Este primero de diciembre de 2018, quedará escrito en la historia y al momento de rendir protesta, posiblemente, pasarán por la memoria de Andrés Manuel López Obrador esos recuerdos que lo hicieron aferrarse más a la idea de convertirse en Presidente de México.

“El peligro para México”… un anciano que no puede manejar ni su coche… “Pejelagarto”… “Lopitos”… “Loco”… “Violento”… “Chairos”… Los videos de sus más cercanos colaboradores… En fin esa guerra sucia contra un candidato presidencial que no tiene precedentes en la historia contemporánea del país.

Sus enemigos personales y sus adversarios políticos nunca quisieron entender que no entendieron que entre más le armaban campañas en contra López Obrador más crecía… Y por ello, hace unas horas estuvo en el Palacio Legislativo de San Lázaro para rendir protesta en su Toma de Posesión como Primer Mandatario de México.

Mientras la derecha y la ultraderecha planeaba nuevos ataques en su contra, López Obrador, recorría el país… se sentaba con uno, con dos o tres indígenas para platicar de la justicia social, de la revolución Mexicana, así como de muchos otros logros que se produjeron antes de la década de los años 70 del siglo pasado.

Una ocasión, era en auto él solo y su chofer… En otra tomaba un avión con un auxiliar… En otras, a bordo de una camioneta visitaba las rancherías más alejadas y olvidadas de la clase dorada que gobernaba México… Y así fue escribiendo su historia, su propia historia, sin excesos, sin lujos, sin privilegios…

Un primero intento fue el 2006… El segundo, fue el 2012 y el tercero, fue este 2018 y si perdía “me voy a la chingada (su rancho en Palenque, Chiapas).

La siguiente, es parte de la historia de un largo camino para convertirse en huésped temporal (seis años) del Palacio Nacional… Es parte de la vida de Andrés Manuel López Obrador:

Nació en Tepetitán, Macuspana, Tabasco el 13 de noviembre de 1953. Esto, luego de ser el candidato ganador en las elecciones del pasado 1 de julio de 2018.

López Obrador, Morena, obtuvo 30 millones 113 mil 483 votos, es decir el 53.19 por ciento, cifra que no tiene precedentes en un proceso electoral mexicano y que lo convierte en el mayor líder social y político de nuestros días.

Anaya Cortés, del PAN, logró 12 millones 610 mil 120 votos, que significan el 22.27 por ciento.

Meade Kuribreña, PRI, aseguró 9 millones 289 mil 853 votos, que es el 16.41por ciento.

Durante su trayectoria política, fue presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática de 1996 a 1999… Jefe de Gobierno del Distrito Federal, de 2000 a 2005…

Como Jefe de Gobierno del Distrito Federal, sus niveles de aprobación fueron los más altos registrados en dicha entidad y obtuvo evaluaciones anuales de desempeño por encima del 85 por ciento de aprobación de los ciudadanos. Por cierto,  enuna encuesta de la fundación londinense City Mayors, fue calificado como el segundo mejor alcalde a nivel mundial.

Estudió primaria en la escuela “Marcos Becerra”, la única del pueblo, y por las tardes ayudaba a sus padres en la tienda La posadita. A mediados de los sesenta la familia se mudó a Villahermosa, donde instaló la tienda de ropa y zapatos Novedades Andrés.

Estudió la licenciatura de Ciencias Políticas y Administración Pública en la UNAM (generación 1973-1976) y presentó su tesis hasta 1987. En su época universitaria vivió en la Casa del estudiante tabasqueño, en la calle Violeta de la colonia Guerrero de la Ciudad de México.

A mediados de los años 70, se integró al Partido Revolucionario Institucional, desde donde en la campaña al senado del poeta Carlos Pellicer. Fue director de Estudios Sectoriales de la Secretaría de Promoción del estado de Tabasco e impartió cursos de pedagogía  en la Universidad Autónoma de Tabasco. Estuvo al frente del Centro Coordinador Indigenista Chontal de Nacajuca y colaboró en la Coordinación general del Plan Nacional de Zonas deprimidas y grupos marginados.

Para 1977, el gobernador de Tabasco, Leandro Rovirosa Wade, lo nombró delegado estatal del Instituto Nacional Indigenista, INI, responsabilidad que desarrolló cinco años.

En esos años de residencia en Nacajuca, enseñó a los indígenas a cultivar la tierra en “camellones”, sobre pantanos, dicho vínculo le redituaría apoyo en esa zona en los inicios de su carrera política.

En 1980 contrajo nupcias con Rocío Beltrán Medina, a quien conoció en la UAT un año antes, mientras daba clases de sociología en la escuela de ciencias de la educación de la mencionada universidad.

Durante 1982, coordinó la campaña de Enrique González Pedrero a la gubernatura de Tabasco por el PRI.

Luego de tomar posesión, el gobernador González Pedrero lo designó titular del Centro de estudios políticos, económicos y sociales del Comité directivo estatal del PRI.

A principios de 1983 fue nombrado presidente del comité ejecutivo estatal del PRI, cargo al que renunció en noviembre del mismo año por conflictos con algunos sectores del partido, debido a las intenciones de López Obrador de «formar comités de base para transparentar el ejercicio presupuestal de las alcaldías».

El argumento para que dejara la dirigencia del PRI estatal, fue el de  algunos priistas lo acusaron que Andrés Manuel buscaba «difundir ideas socialistas en las comunidades».

Un año después, en1984, viajó a la capital del país para asumir la Dirección de Promoción Social del Instituto Nacional del Consumidor. Fue maestro en el Instituto de formación política del PRI, y coordinó el seminario Tabasco en el desarrollo político de México y la publicación El revolucionario tabasqueño.

Posteriormente, durante 1986 publicó su libro Los primeros pasos, Tabasco, 1810-1867.  En 1987 presentó su tesis de licenciatura. En 1988 presentó su segundo libro Del esplendor a la sombra: La república restaurada, Tabasco, 1867-1976.

Miguel Hidalgo y Costilla

 MIGUEL DE LA MADRID, LA CRISIS PRIISTA Y LA CORRIENTE DEMOCRÁTICA

Es a partir del sexenio de Miguel de la Madrid, cuando se patentiza la confrontación entre liberales y conservadores al interior del Partido Revolucionario Institucional.

La derecha y la ultraderecha priista se apoderaba del Partido Revolucionario Institucional, PRI… El lema priista, “Democracia y Justicia Social”, empezaba a ser borrado y olvidado por los reaccionarios priistas… Mientras tanto, los progresistas, la izquierda, los liberales que también abrevaron en el priismo, ante las maniobras para imponer candidatos a cargos de elección popular, especialmente a la Presidencia de la República, así como a la política neoliberal del gobierno y apoyada por el PRI, deciden abandonar el partido.

Fue en ese momento en que Andrés Manuel López Obrador se uniera a la Corriente Democrática que, a la postre, se convertiría en el Partido de la Revolución Democrática.

En esa ocasión, renuncian al PRI:

Cuauhtémoc CárdenasPorfirio Muñoz LedoIfigenia Martínez y Rodolfo González Guevara, entre otros.

Francisco I. Madero

PRIMERA POSTULACIÓN EL GOBIERNO DE TABASCO

La Corriente Democrática derivó en el Frente Democrático Nacional,  FDN, que fue una coalición de partidos de izquierda que postularon a Cárdenas como candidato presidencial y a López Obrador, como candidato a la gubernatura de Tabasco.

Renunció a su militancia priista y buscó convertirse en gobernador de Tabasco, respaldado por Partido Mexicano Socialista (PMS), el Partido Popular Socialista (PPS) y el Partido del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, para la elección a gobernador de Tabasco en 1988… En esa ocasión, tuvo sólo el 20.9% de los votos emitidos y perdió ante el candidato del PRI, Salvador Neme Castillo, con 78.3% de los votos.

Después del proceso electoral, el FDN denunció la expulsión de sus representantes de las casillas, la alteración de cientos de actas electorales y el relleno de urnas.

El Frente Democrático Nacional, exigió la anulación de los comicios, a su vez, López Obrador realizó una gira por el estado para alertar de «el clima de autoritarismo y represión».

Ante estas acciones, la policía desalojó con violencia los plantones que los frentistas habían establecido en algunos municipios, se registraron desapariciones forzadas y detenciones ilegales.

Benito Juárez García

SEGUNDO INTENTO PARA SER GOBERNADOR DE TABASCO

No conforme con lo ocurrido en 1988, Andrés Manuel López Obrador, en 1994, se postula por segunda ocasión como candidato a la gubernatura de Tabasco.

Apoyado por el Partido de la Revolución Democrática, PRD, López Obrador logra el segundo lugar en los comicios, con 38.7% de los sufragios y es derrotado por el candidato del PRI, Roberto Madrazo, quien obtuvo el apoyo del 57.5% de los votos.

No conforme con los resultados, AMLO, calificó de fraudulentas las elecciones, pues entre otras irregularidades, Madrazo rebasó el tope de gastos de campaña.

Agregó que hubo incongruencias en el conteo del 70% de las casillas instaladas y la caída del Programa de Resultados Electorales del Estado de Tabasco en tres ocasiones.

José Agustín Ortiz Pinchetti y Santiago Creel, consejeros ciudadanos del IFE, conicidieron en la existencia de irregularidades en 78% de las casillas.

El Comité de Derechos Humanos de Tabasco declaró a las elecciones como «una perfecta farsa implementada por el PRI-gobierno para aparentar unas elecciones libres que nunca se dieron».

Roberto Madrazo, defendió su triunfo y rehusó dialogar con el PRD considerando que «el PRI no compitió para negociar la voluntad popular».

Los perredistas instalaron un plantón permanente en la Plaza de Sarmas de Villahermosa, para evitar la toma de posesión de Roberto Madrazo como gobernador.

El 31 de diciembre de 1994Madrazo rindió protesta, pero no pudo entrar a la sede del Poder Ejecutivo hasta finales de enero debido a las manifestaciones.

Ante la cerrazón de las autoridades correspondientes, López Obrador inició el 22 de abril de 1995, la Caravana por la Democracia, una caminata a la capital del país para denunciar todas las irregularidades.

Entre sus demandas, estaban:

La anulación de los comicios y el establecimiento de un gobierno interino, petición a la que se sumaron el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido del Trabajo.

Entre otras cosas, la Caravana por la Democracia, defendió otras políticas nacionales, como la oposición a la privatización de PEMEX, bloqueando el acceso a varios pozos petroleros. Las manifestaciones derivaron en la renuncia Esteban Moctezuma como Secretario de Gobernación. La Caravana por la Democracia convirtió a López Obrador en uno de los políticos más populares del PRD y le permitió conocer a funcionarios del gobierno del Distrito Federal que lo acompañarían como Jefe de Gobierno, como Marcelo Ebrard.

En 1996 publicó su cuarto libro: Entre la historia y la esperanza: corrupción y lucha democrática en Tabasco, en el que habla de las elecciones de 1994 en esa entidad, así como de la Caravana por la Democracia

Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota

LLEGA A LA DIRIGENCIA NACIONAL DEL PRD

 El ahora Presidente de México, hace 22 años, 1996, buscó la dirigencia del Partido de la Revolución Democrática. Sus competidores fueron: Heberto Castillo y Amalia García. Al final, ganó la presidencia perredista y, a partir del 2 de agosto de 1996 al 10 de abril de 1999, dirigió al partido del sol azteca.

En este lapso, el PRD aumentó notoriamente su presencia en la vida política de México, convirtiéndose en la segunda fuerza política en la Cámara Baja, pues en ese lapso logró 125 curules de las 500 que integran este recinto legislativo. Todo ocurrió en la LVII Legislatura… En 1997.

Fue en ese mismo año, durante las elecciones para Jefe de Gobierno del Distrito Federal, cuando el PRD y su candidato Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, obtienen el triunfo, con 48 por ciento de la votación, y con ello se asumen gobierno de una de las ciudades más grandes del mundo.

Cuauhtémoc Cárdenas

Bajo la dirección nacional del Partido de la Revolución Democrática, especialmente en 1998, el PRD ganó elecciones por la gubernatura en Tlaxcala ( Alfonso Sánchez Anaya, logró 46.5 por ciento de votos) y en Zacatecas (Ricardo Monreal, gana  con el 44 por ciento)… Un año más tarde, en 1999, en los comicios de Baja California Sur (Leonel Cota, llega con 55.9 por ciento), el PRD obtiene la gubernatura.

En 1999 López Obrador publicó su quinto libro, titulado Fobaproa, expediente abierto: reseña y archivo, en que critica la implementación del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa (Fobaproa) después de la crisis económica de 1994  y su transformación en deuda pública en 1998

Álvaro Obregón

EL OTRO PASO, LA JEFATURA DE GOBIERNO DEL DISTRITO FEDERAL

Rompiendo el esquema y la lógica de que la política no es lineal y que un escalón no te lleva al siguiente inmediato de arriba, Andrés Manuel López Obrador, buscó la Jefatura de Gobierno de la capital mexicana.

Así, el 29 de marzo del año 2000, se inscribió como candidato perredista para la elección mencionada.

Es en este capítulo cuando las dirigencias partidistas, en particular, y al Presidente de la República en turno (Ernesto Zedillo), se empiezan a preocupar y en consecuencia a orquestar una serie de ataques en contra del político tabasqueño… Es a partir de este momento en que la derecha y la ultraderecha inician una labor de zapa para contrarrestar la inercia de la fuerza que ya había tomado López Obrador como proyecto nacional en la política.

Por ello, desde el Partido Revolucionario Institucional y de Acción Nacional (en estos momentos se desconocía quién era de derecha o de ultraderecha), acusaron de ilícita la candidatura, pues la ley electoral del Distrito Federal requiere que los candidatos tengan un mínimo de cinco años de residencia en la entidad, requisito que estos partidos consideraban que López Obrador no cumplía.

López Obrador, en su defensa, precisó que la controversia «viene desde muy arriba» y que algunos de los consejeros electorales que se oponían a su candidatura actuaban por petición de la Secretaría de Gobernación, en manos de Francisco Labastida Ochoa, argumentando que «nos quieren ganar a la mala, pero no voy a permitir que se violen mis derechos ciudadanos».

Finalmente, el 12 de abril de 2000, el Instituto Electoral del Distrito Federal valida su aspiración y en consecuencia su candidatura al gobierno del Distrito Federal.

Su postulación como candidato para la elección al gobierno de la capital del país fue por la Alianza por la Ciudad de México (PRD, PT, CV, PSN y PAS).  E n esa ocasión, Marcelo Ebrard que también buscaba la postulación, declinó a favor de AMLO.

En esa campaña, López Obrador enfiló sus críticas al Fobaproa y a Diego Fernández de Cevallos, ex candidato panista a la Presidencia de la República, a quien acusó de «haber recibido del gobierno unos terrenos en Punta Diamante, Acapulco, a cambio de su voto como dirigente de los diputados panistas en 1992 a favor de la quema de los paquetes electorales de la cuestionada elección de 1988 “.

Andrés Manuel López Obrador, el 2 de julio del año 2000, triunfó en la elección para la jefatura de gobierno del Distrito Federal con el apoyo del 37.7% de los votos emitidos, contra 33.4% de su más cercano rival, Santiago Creel Miranda, del PAN.

Cuatro años después de haber ganado la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, publicó su sexto libro: Un proyecto alternativo de nación: Hacia un cambio verdadero, en que esboza veinte propuestas que consideró debían ser planteadas en las elecciones presidenciales de 2006.

Plutarco Elías Calles

SE AGUDIZAN LOS ATAQUES DESDE EL PODER CONTRA AMLO

Para entender la guerra sucia o intento de desafuero como Jefe de Gobierno y con ello evitar que lograra la candidatura presidencial en 2006, es necesario el contexto:

El gobierno de la capital del país, a cargo de Rosario Robles, el 9 de noviembre del año 2000, decretó la expropiación de una parte del predio El Encino, ubicado en la zona de Cuajimalpa, donde se encuentra Santa Fe, cuya propiedad era de Federico Escobedo y de la empresa Promotora Internacional Santa Fe. La expropiación era para construir una ampliación a las avenidas Vasco de Quiroga y Carlos Graef Fernández, a fin de facilitar el acceso al hospital ABC y a la Unidad Cuajimalpa (UAM-C).

Un año después, en marzo de 2001, ya en el gobierno de López Obrador, la empresa afectada interpuso un amparo en contra de la construcción de la vialidad y demandó al gobierno del Distrito Federal por la expropiación del predio.

Lázaro Cárdenas del Río

Ese mes, el juez Álvaro Tovilla León, ordenó al gobierno de la capital detener los trabajos de construcción, sin embargo, el 17 de agosto, Escobedo interpuso una denuncia por el incumplimiento de la orden judicial, por lo que el juez reiteró la orden de cancelar la construcción el 30 de agosto y el 13 de febrero de 2003 solicitó que se retirara de la maquinaria de construcción presente en el predio.

El gobierno del Distrito Federal respondió afirmando que había dejado la obra desde la primera orden judicial y en ningún momento había continuado con la construcción de la vialidad.

En 2004 la PGR utilizó su facultad de atracción para encargarse del caso, acusó al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, de desacato a una orden judicial y el 18 de mayo solicitó a la Cámara de Diputados iniciar un juicio de procedencia para determinar si el gobernante capitalino debía perder el fuero (figura jurídica que establece que algunos gobernantes no pueden ser sometidos a juicio a fin de que el proceso penal no les impida ejercer su encargo público).

Margaret Tatcher

El 3 de junio el gobierno del Distrito Federal recibió la notificación del caso, del 7 de julio al 6 de agosto se realizó el ofrecimiento de pruebas de ambas partes y del 22 de septiembre al 1 de febrero de 2005 se realizó el desahogo de pruebas.

El proceso de desafuero contra López Obrador causó polémica a nivel nacional, existiendo sectores de la población que consideraron que el presidente Vicente Fox  «trataba de impedir con dicha maniobra que López Obrador fuera candidato presidencial en el proceso electoral del 2006.

Ante la andanada oficial contra el todavía Jefe de Gobierno del DF, se realizó, en agosto de 2004, una encuesta a cargo de Parametría a nivel nacional, la cual  determinó:

Ifigenia Martínez Navarrete

El 40% de la población del país se oponía al desafuero, mientras que 29% lo respaldaba … El 40% de la ciudadanía lo consideraba injusto, mientras que 30% aceptaba el procedimiento como justo.

El tema fue polémico y provocó un enfrentamiento entre el Gobierno de la República y el de la ciudad. Al estar sujeto a un proceso legal inhabilitaba a López Obrador para registrarse como candidato a la presidencia de México.

Y vino la decisión  de la Cámara de Diputados, la cual determinó, el 7 de abril de 2005, retirar la imunidad judicial a AMLO, con la siguiente votación:

360 votos a favor  por parte del PRI y el PAN… 127 en contra del PRD, Convergencia y PT… Dos abstenciones, entre las que destacó la de la panista Tatiana Clouthier, hija de quien fuera candidato a la presidencia del PAN, en 1988,  Manuel Clouthier.

24 horas de la votación, López Obrador había anunciado que dejaría de ejercer las funciones propias de su cargo para preparar su defensa y convocó a un mitin de protesta en el zócalo de la capital del país para el 24 de abril.

A partir de entonces, AMLO comenzó una campaña que denominó de “resistencia civil” contra su posible marginación de la elección presidencial. Declaró que se trataba de una estrategia del gobierno federal para bloquear su candidatura.

Ronald Reagan

El 20 de abril de 2005 el Ministerio Público Federal fijó una fianza de 2 000 pesos, la cual fue pagada, sin conocimiento ni consentimiento de López Obrador, por dos diputados locales del PAN, Gabriela Cuevas y  Jorge Lara. En conferencia de prensa afirmaron que pagaron la fianza de buena fe y para impedir que López Obrador se hiciera “la víctima”.

Este hecho fue denunciado por el grupo del PRD en Asamblea del Distrito Federal, como una maniobra política para inutilizar la capacidad de defensa del inculpado.

Al pagar la fianza por un delito donde no había un detenido consignado o remitido al MPF, se impedía al acusado ser partícipe y testigo de la consignación del expediente y se le dejaba sin posibilidad de enfrentar el proceso penal, lo que lo descartaba como aspirante a la presidencia de la República.

La fianza fue cancelada por el juez, El 22 de abril, el juez Juan José Olvera López negó a la PGR la orden de presentación en contra de López Obrador debido a las irregularidades cometidas por el Ministerio Público al decretar la libertad bajo caución de López Obrador, cuando éste no se encontraba detenido ni había orden de aprehensión en su contra.

Esta acción, en parte, dio pauta a que el 4 de mayo, la PGR pudiera cambiar su posición inicial para acabar concluyendo que “a pesar de que está acreditado el cuerpo del delito y la probable responsabilidad de Andrés Manuel López Obrador en el delito que se le atribuye, actualmente no se tiene una pena exactamente aplicable al caso, hecho que cerró el expediente.

Porfirio Muñoz Ledo

Como preámbulo al cambio de posición de la PGR, el 27 de abril el vocero presidencial, Rubén Aguilar, planteó por primera vez la necesidad de dar una salida política al conflicto.

Horas después Rafael Macedo de la Concha, presentó su renuncia al cargo de Procurador General de la República, alegando que “no había sido, ni seré obstáculo para que el Presidente de nuestro país tome las decisiones que como jefe del Estado mexicano le corresponden.

Daniel Cabeza de Vaca, quien sustituyó a Macedo de la Concha, informó poco después de tomar posesión del desistimiento de la acción penal en contra de López Obrador.

Ante esta guerra sucia, José Agustín Ortiz Pinchetti, secretario de Gobierno del Distrito Federal, informó que él mismo había girado la orden para suspender los trabajos de construcción y acusó al gobierno federal de pretender hacer un “uso sucio y faccioso de la ley” con fines políticos, sin embargo después de las quejas de los inconformes, un juez de Distrito consideró, en forma unilateral, que la orden judicial se desacató, por lo menos, temporalmente.

Las historias escritas acerca de las elecciones presidenciales de 2006 y 2012, son harto conocidas por la opinión pública nacional, en las cuales Felipe Calderón (“haiga sido como haiga sido”) y Enrique Peña Nieto (con todo el dinero derrochado), le impidieron llegar a López Obrador a la Presidencia de México.

La historia fue diametralmente opuesta en el 2018, cuando el 1 de julio, más de 30 millones de votos llevaron, primero, a AMLO a la Primera Magistratura y, segundo, con más del 50 por ciento de la votación el establishment no pudo cambiar el curso de la votación por medio del fraude.

Esta vez, El Presidente López Obrador, ante el Congreso de la Unión resucitó los conceptos Revolución y justicia social.