Quintero en su Tinta


Candidatos podridos con partidos inservibles

 Ciudadanos angustiados

Antonio Quintero

De nuevo el avasallamiento electoral de este país, del sistema político, ofrece la oportunidad, “la oferta”  de suscribir  candidaturas a través de los partidos políticos y en esta ocasión por primera vez  se atreverán a registrar a candidatos o aspirantes “libres e independientes”,  se les ha denominado como candidaturas  independientes.  Pero la singular habilidad que tenemos los mexicanos para “inventar” y hacernos los “muy chingones”, es que el poder electoral es decir la ley no ha podido frenar la ambición de muchos aspirinas –aspirantes-, a esos “banquetes” que dispone el propio sistema político mexicano, y cada elección se convierte en el nuevo festín a disfrutar, y empieza la chapulinera a brincar, y obvio todos esos chapulines que les estalla la hormona de fantasear y lograr el sueño acumulado de todas sus generaciones, acompañada de sus frustraciones escondidas y  para el colmo  si  fue marcada por la pobreza,  entonces tendremos de nuevo a funcionarios corruptos, torcidos y avaros –¿usted conoce a alguno aquí en Oaxaca? Bueno, ahí está la historia de todos esos corruptos en todo el país, empezando por los propios presidentes de la república, gobernadores, senadores, diputados, magistrados, jueces, y hasta los funcionarios de bajo nivel, y de todos los rincones de la república, todos ellos pertenecen al basurero de la historia así según lo señala otro cacique de la política que ha vivido del sistema, durante los recientes años, el Peje Lagarto Andrés Manuel López Obrador, que no cabe de felicidad por haber obtenido el premio de su vida al lograr que le dieran su registro a su partido MORENA, que ahora como dueño absoluto de ese su nuevo partido político va sorteando y rifando las propias candidaturas a sus seguidores, a sus incondicionales, a sus cuates, él los escoge porque es la democracia que él sustenta dentro de ese grupo denominado MORENA, así lo quiso el poder electoral; su caprichito fue cumplido al pie de la letra…

QUINTERO   GRAN CASINO...

PARTIDOS SIN PRINCIPIOS

Precisamente uno de los requisitos indispensables para lucir y construir a un partido político es la definición de sus principios y estatutos para regirse dentro y fuera, apegados a ello deben funcionar, sin embargo toda esa teoría escrita nunca es aplicada en la práctica, por lo que sus principios son violados en el primer instante de aplicar una votación interna, es decir todos esos cuadros políticos de todos esos institutos convertidos en emporios –los de mayor tradición-, no han servido para nada y los resultados que tenemos son desastrosos en todo lo imaginable, la susodicha democracia sigue siendo maquillada, violada  y restituida por la dedocracia, pero ahora es peor porque están en juego muchos intereses y ahora las candidaturas se compran, se venden al mejor postor, es como si estuviéramos en un gran casino de apuestas. Las Vegas –allá en los Estados Unidos-, se queda chiquito a comparación de los casinos que representan los partidos políticos mexicanos, los tahúres dueños muchas de las veces de esos partidos políticos acomodan en sus  tableros de juego a su conveniencia, a su interés, a sus alfiles, peones, para lograr permanecer en el poder y en el trono, son las ganancias del juego de las candidaturas, todo está en juego, por eso no importa quienes sean los candidatos, porque los escogen ellos y su cúpula, la voz del ciudadano esa simplemente no existe, pero irónicamente su voto sí, contradictoriamente a la democracia sí hay procedimientos y elecciones a la vista de todos y a la observancia de órganos ciudadanos pero totalmente adversas, porque las decisiones cupulares se planchan y promueven desde antes, así que sus bases políticas y sus principios y estatutos quedan sólo en el papel como cuadernillo de aprendices.

 

COCHINERO ELECTORAL

Violando sus estatutos, sus principios y acuerdos los partidos que juegan a la democracia montan su espectáculo para decidir quiénes son sus ilustres candidatos, luego así dan a conocer la lista de candidatos que no son más que candidatos podridos, urgidos de votos, urgidos de fuero, para que no sean llamados a cuentas por la Auditoría Superior de la Federación y otros organismos, todos esos candidatos tienen patrocinador, además de la etiqueta partidista y línea política que les tracen sus estrategas… Por supuesto que de todo ese cochinero de elecciones que hubo en la verde Antequera  hoy ya contienden los mismos de siempre, con las claras cuotas de grupos y compromisos, es el PRI con su viejo rostro, luego el PRD, con la misma suerte y con las manos metidas de Cué Monteagudo en el distrito de Tehuantepec, con Estefan Garfías que dejó un muladar en SEVITRA, y el PAN con rostros de corrupción que no pueden ocultar como Sonia López, entre otros, solo por citar los ejemplos más ilustrativos, el PVEM, un partido que es filial del PRI y con sus respectivas cuotas, los nuevos como el Humanista más de lo mismo, más corrupción más demagogia…

QUINTERO  AMLO

NEGOCIO REDONDO

Plurinominales, candidatos, suplentes, y suplentes de los que dejan la diputación local, comandados por exgobernadores tienen en la mira su gran negocio que les ha redituado por siempre en cada elección, sea esta municipal, estatal y hasta federal,   pero no contentos con ello ahora vendrá la de gobernador, imponiendo en cada partido político su jugada, porque el empacho en Oaxaca no es empacho, es hambruna, porque si no es así no es negocio, de las arcas del erario público de Oaxaca debe salir para comprar todo lo imaginable e inimaginable, lujos, excentricidades, negocios, empresas, esa es la democracia que juega en la entidad oaxaqueña con el disfraz de legitimidad, violando la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, sus garantías, sus derechos…

Los ojos  del mundo están en nosotros; en  los pobres mexicanos que seguimos siendo utilizados con la mecánica electoral, que ilusos nos entregamos al que dice proponer, al que dice que nos va resolver nuestra situación, el que promete y jura acordarse de los más jodidos, el que se aventura a llegar a los lugares más recónditos, pero que solo es para cubrir la cuota, para satisfacer a sus cúpulas político-partidistas… El México de siempre, engañado y sumiso…  ahora controlado por otros instintos… Posiblemente habrá algún día en que esos compromisos se rompan o se cumplan para bien de todos los ciudadanos… ¡Hasta la próxima!