Quintero en su tinta


*Dueños de Oaxaca  lucran con la pobreza

*Cué Monteagudo y su pobreza mental

Antonio Quintero

 Arribar al 2015 en Oaxaca es llegar y transportarse a la provincia de México, donde lo único provinciano es el poco aire oxigenado, de sus valles y montañas, y los escuetos lugares turísticos que alberga en sus regiones, también olvidadas, muy a pesar de que la oficina estatal de turismo grita a los cuatro vientos de su magia, una magia de sus encantos en medio de sus calamidades y de su abandono, pero en ese diseño están todos los sectores, incluso aquellos que tienen todo el poder económico, es decir ellos también disfrutan del paisaje que ofrece  la pobreza, por ello no les inquieta en lo absoluto, al contrario porque en medio de esa fatídica pobreza,  ellos destacan; pues son los reales millonarios, los ricos, los burgueses del Oaxaca reprimido, olvidado, apestado, jodido… Así lo han construido desde generaciones, siglos y el resultado es perfecto para ellos, ellos pertenecen a su linaje, los otros son súbditos, criados, sirvientes como en la vieja colonia, relegados al capricho de los poderosos… ese es el aire provinciano que se respira en la Verde Antequera por supuesto del México olvidado, porque fiel a la tradición priísta emanada de esos grupos caciquiles burdos, sumidos en su poder, en su avaricia, en su mezquindad, no pueden ver más allá de sus compromisos, tampoco ver el desarrollo y progreso de su pueblo porque sencillamente se acabarían, porque gracias a que existe la pobreza en  Oaxaca y la miseria de sus regiones, el festín no tendría cerezas de que disfrutar, de tal forma entonces el manjar no existiría. Así  vinculamos y representamos  el freno, la cultura del tope para impedir crecimiento y desarrollo,  y la palabra progreso sólo forma parte de una frase publicitaria que adorna la boutique de los partidos políticos, que son el centro de diseño de epílogos baratos, cursis. En los fatídicos ejemplos tenemos que el ignorador Gabino Cué Monteagudo se adjudicó frases tan perversas que ni el mismo se la creyó, porque la PAZ Y EL PROGRESO nunca llegaron  a esta entidad, llamada Oaxaca, pero que hábilmente utilizó para fabricar una campaña que embobó a miles, pero hoy esa realidad le escupe a la cara, porque no pudieron bastarle cuatro años, en menos de un año no pudo concretar nada, y siguió gobernando con sus cuates, permitiéndoles todo y  el estado de Oaxaca es señalado como una entidad que ocupa los primeros lugares de corrupción…

 quintero luis ugartechea

POBREZA ILUSTRE

Así que la pobreza es el cuadro ideal para que Oaxaca continúe en esos lugares, porque a las elites les conviene, les agrada, porque mientras haya más pobreza  más gordo es el  caldo, mejores son los dividendos, repartidos en los sectores dueños de Oaxaca, en contubernio con partidos políticos, y grupúsculos al servicio del poder supremo… La entidad no se merece nada, por eso déjenla así, desde siempre, desde el viejo ángulo turístico porque la pobreza ilustra y también bonifica, también es un férreo gancho publicitario, porque los caciques millonarios les agrada hacerse las victimas también de la pobreza, porque aparentan la dolencia de ella. Pero no son más que perfectos hipócritas, mentirosos que se han acostumbrado a engañar a fundaciones extranjeras, internacionales, y ¡cómo no! la más conocida de ellas la UNESCO…  Los millones de pesos y dólares que entran para proteger la Ciudad Patrimonio se quedan como  estímulos en  los bolsillos de los múltiples organizadores  que ofrecen su alma en ello…  El colmo y la ciudad patrimonio se va cayendo en pedazos, en el abandono, porque es más la ambición y el interés de los preocupados y ocupados, acordémonos del ilustre y flamante empresario que utilizó su membrete como Edil capitalino; Luis Ugartechea Begué, que a apuradas cuentas le dio “una manita de gato” a los principales edificios del centro histórico y nada más.

 

POBREZA REDITUABLE

Entendemos entonces que la pobreza va implícita en los paquetes turísticos que oferta y vende el gobierno de Cué Monteagudo, en sociedad claro está,  con José Zorrilla de San Martín Diego y algunos más del gabinetazo, sin pobreza no ilustraría a los ojos de turistas extranjeros lo infelices que somos, por ello la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo (STyDE), recupera la poca inversión que realiza en medios televisivos, porque ha aprendido a vender muy bien la pobreza existente y lo que le adorna, sólo como ejemplo; En el lugar turístico de Hierve el Agua,  este lugar se ubica a unos 50 km de la ciudad de Oaxaca, en la población de San Isidro Roaguía, municipio de San Lorenzo Albarradas, ahí llegan miles de turistas al año, y es increíble que no exista la infraestructura turística para que ese lugar logre mayor impulso, se encuentra gravemente abandonado, sin el menor cuidado de vigilancia, ni de higiene, con baños destrozados, no hay zona adecuada de restaurantes o comedores, no se observa capacitación de nada, no hay capacitación para que la gente de ahí, es decir los pobladores puedan subsistir en mejores condiciones y ofrecer una calidad de servicios al turista nacional e internacional… Pero aún con todas estas deficiencias imperdonables e ignoradas por Gabino Cué y su sequito, sobreviven los pobladores con cuotas y venta de algunos víveres…  Ese es el gran triunfo del gobierno mediocre del cambio, y existen muchos más ejemplos de la pobreza, pero además de la pobreza mental del gobernador que tiene a la entidad sin futuro y sin rumbo, ¡y lo que nos espera!

 quintero jose zorrilla de....

POBREZA MENTAL

Los diversos cuadros patéticos que tiene Oaxaca en sus rincones son angustiantes, pero esa cobardía del abandono es el reflejo de los gobernadores que turno tras turno fueron sepultando a todos los pueblos, comunidades y regiones de esta miserable entidad. Y subrayó  miserable por la miseria y pobreza en que se refriegan.  Existe alguna vaga posibilidad, donde  me atrevo a reflexionar  de que el Oaxaca actual se construyó con esa idea de solventar la discriminación y marginación hacía los pueblos y su gente, porque hasta este momento, hasta nuestros días, y en estos instantes las estadísticas se van sumando, a esa triste historia… Pudo más la pobreza mental  y continua en ese trazo por desgracia, la ignorancia, la pésima educación, analfabetismo, aunada a la corrupción e impunidad siguen favoreciendo ese arcaico esquema que le ha dado resultados a los dueños de Oaxaca; mantener en vivo la pobreza, para que siga ilustrando el viejo Oaxaca que ellos quieren, con transporte chatarra, con mecanismos usureros, con burrocracia, con organizaciones serviles, y con partidos políticos a modo, ese es el Oaxaca que ansían, que cuidan y protegen, porque ese es el éxito que han mantenido, porque  a la pobreza la han hecho negocio, y representa millones de dólares, y han lucrado con ella, ha sido un gran negocio del poder para el poder…. ¡Hasta la próxima!