Política inconfesable


Korendeld, funcionario que se pintaba solo

En Oaxaca, se padece una corrupción sistémica

 Rodrigo Villar

 En tiempos aciagos lo que se requiere como República, es un gobierno que saque la casta y nos envíe señales de transparencia y pulcritud. Hoy lo que necesita el Presidente Enrique Peña Nieto, son subordinados que se apeguen estrictamente a los dictados de la razón, la ética pública y la moral. Esos conductores son los necesarios, y de esos debe rodearse al mandatario para sacar avante este barco que navega sobre aguas turbulentas.

Si todos nosotros sabemos que la gran mayoría de los políticos se despachan con la cuchara grande, y aquí día nos enteramos de las pillerías del gobierno de Gabino Cue, no debe resultar nuevo un nuevo escándalo. Pero así fue. Y el señor David Korenfeld cayó en las redes de la vanidad.

En estos últimos diez días nos tropezamos con un gazapo, generado por la torpeza, el ego y la vanidad de un funcionario que no entendió que a quien afectaba con sus acciones, era a sí mismo, sí, pero en lo profundo a quien asestaba un golpe bajo y severo era a su jefe y amigo.

Se trata de David Korenfeld, un hombre del que se dice es inteligente en el ámbito de los recursos hidráulicos, educado en las mejores escuelas y de cuna de seda. Esas ventajas de vida que se ubican muy encima de la historia familiar de la enorme mayoría de los mexicanos no valieron de mucho, a la hora de mostrarse como el real ser humano que es, con sus enormes virtudes, pero también con sus enormes carencias espirituales y morales.

INCONFESABLE   GUILLERMO MTZ. GOMEZ

Este señor, padre de familia, esposo, profesionista, hombre de familia adinerada y metido a la política (fue  alcalde en uno de los municipios conurbados a la ciudad de México, llamado Huixquilucan), funcionario del gobierno del Estado de México, y de ahí dio el salto a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), dependencia que maneja un presupuesto anual superior a los 70 mil millones de pesos, cometió dos pifias garrafales.

 

EL PRIMER TROPIEZO

El 14 de mayo del 2014, durante un desayuno con integrantes del Colegio de Ingenieros Civiles de México, Korenfeld, portó un reloj valuado en alrededor de un millón de pesos. La joya marca Richard Mille, de oro rosado, alcanza un precio de 78 mil 417 dólares, según una consulta realizada en Internet.

El funcionario, quien fue secretario de Agua y Obra Pública en el estado de México, acudió al encuentro con los ingenieros para presentar el Programa Nacional Hídrico 2013-2018.

Luego de que trascendió el precio del reloj y el tema se convirtió en uno de los más comentados en redes sociales, la oficina de comunicación social de la Conagua explicó que se trata de ‘‘un regalo’’ de la familia de Korenfeld, el cual está incluido en su declaración patrimonial.

A la pregunta de si no era ofensivo que un funcionario portara en un acto público un reloj de este tipo, cuando en el país casi la mitad de los mexicanos viven en la pobreza, la respuesta fue que ello ‘‘no es ilegal’’. Y es en la página de Internet del mercado mundial de relojes se indican las características del que portó Korenfeld, el Richard Mille modelo RM030: ‘‘Es fabricado en Suiza, la caja es de oro rosado, es automático y con correa de plástico’’.

En las redes sociales, durante varias horas fue uno de los temas más mencionados, y en el portal electrónico del periódico nacional La Jornada fue el más comentado, ya que desde la mañana la fotografía de la joya apareció en la página del diario.

INCONFESABLE ALEJANDRO AVILES

Así, Korenfeld no entendió la lección, y la semana pasada, el entonces director de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld, se disculpó por el uso de un helicóptero de la dependencia que encabeza, para fines particulares.

Al respecto, la Coordinación General de Comunicación y Cultura del Agua informó “que ellos (su familia) lo acompañaban al aeropuerto de la Ciudad de México para que él asistiese a un tema de índole médico“.

La historia escaló a los diarios nacionales este 1 de abril. Reforma, por ejemplo, publicó: “Transporte familiar en la Conagua”. Mientras El Universal llevó la nota a su portada de este día: ”Titular de Conagua usa helicóptero en fines privados”.

En Twitter, Korenfeld se disculpó y aceptó el “error inexcusable”; pero además, mostró su rodilla presuntamente lesionada:

Tal y como se informó, el estado de salud de mi rodilla y cadera se han ido agravando y requiero tratamiento médico. pic.twitter.com/wplDPfYSsW

— David Korenfeld (@David_Korenfeld) abril 1, 2015.

Cometí un error inexcusable al utilizar un helicóptero de Conagua para transportarme al AICM. Ofrezco por ello una disculpa pública.

— David Korenfeld (@David_Korenfeld) abril 1, 2015.

He procedido a cubrir el costo por la utilización del helicóptero, mediante depósito a la Tesorería de la Federación.

— David Korenfeld (@David_Korenfeld) abril 1, 2015.

Sin embargo, en una revisión que hizo este medio en Twitter, se pudo detectar que existen algunas denuncias, desde el año pasado, sobre el uso del helicóptero de la Conagua.

Funcionarios al fin y al cabo simples seres humanos.

Y en materia de corrupción, aquí en Oaxaca, dicen que Germán Tenorio, José Zorrilla, Alberto Vargas, Guillermo Martínez Gómez, Pimentel en SINFRA; Alejandro Avilés y Gerardo Albino González, no venden piñas.

Todos los mencionados y los que faltan, son la corrupción sistémica personalizada.

INCONFESABLE  GERMAN TENORIO