Política Inconfesable: Migración ¿a dónde va?


Tan antigua como la humanidad, existe en todo el universo.

Gracias a ese fenómeno se poblaron todos los continentes.

Crece nivel académico de quienes buscan vivir en otro país.

 Rodrigo Villar.

Desde  el  inicio  de  la  humanidad  el  hombre  ha  sido  migrante.  Fueron  las grandes migraciones las que poblaron todos los continentes.

América fue receptora de migraciones, iniciadas con la conquista por españoles y portugueses; vendrían posteriormente esclavos africanos, y durante el predominio británico, ingleses, escoceses e irlandeses; durante las colonizaciones llegaron también franceses, daneses, suecos, holandeses, alemanes y rusos por Alaska.

En distintos momentos, italianos, chinos, judíos y árabes. En general los migrantes llegaron a nuestro continente buscando refugio por razones religiosas, políticas o buscando fortuna y una nueva forma de vida que les permitiera superar la pobreza y mejorar las condiciones de vida que tenían en sus lugares de origen.

Actualmente, no hay ningún continente o región que no tenga migrantes. De todos  los países  del planeta  salen  y en todos entran,  en mayor  o  menor medida, ciudadanos de otros países, sean o no vecinos.

 

GLOBALIZACIÓN Y MIGRACION, JUNTAS

La migración es un fenómeno mundial, que se produce en lo fundamental como resultado directo de las políticas neoliberales a nivel planetario y se encuentra estrechamente vinculada a la globalización de la economía y el comercio, de la educación, de la cultura, de la ciencia, de la comunicación y en general de todos los procesos sociales, lo cual ha generado nuevas corrientes migratorias que han propiciado una problemática que ha venido a transformar las relaciones diplomáticas y de diversa índole entre los países y las relaciones sociales al interior de las familias de los migrantes.

De acuerdo con cifras presentadas por la División de Población de las Naciones Unidas en su Reporte de Migración Internacional, en 2013 había 231.5 millones de migrantes, de los  más de 7 mil millones de personas que habitan el planeta.

Los migrantes, particularmente los más pobres de éstos, constituyen un grupo extremadamente vulnerable, en relación con el cual se han aprobado diversas Convenciones internacionales, que si bien ponen en el papel la voluntad de las naciones para establecer y regular mejores condiciones y trato para quienes arriban a un país distinto al suyo, carecen de mecanismos para una defensa más  efectiva  de  los  derechos  de  los  migrantes,  que  generalmente  son ignorados y no pocas veces violados.

INCONFESABLE   DEPORTACIONES, TRUCAN SUE+æOS

RETOS Y RIESGOS DEL MIGRANTE

El migrante parte hacia lo desconocido. Salvo que vaya bien documentado, le esperan abusos, incertidumbre, inseguridad, peligros, riesgos contra su integridad personal y contra el poco o mucho patrimonio que lleve consigo.

En el caso de México, nuestra Nación es altamente exportadora de migrantes.

En 2013 México fue el segundo país con mayor número de migrantes en el mundo con 13.2 millones, de los cuales 11.8 millones, es decir el 98.1 por ciento, tuvo como destino los Estados Unidos, país para el que los mexicanos son fundamentales.

Nuestro país resiente sensiblemente esta emigración, 21.8 por ciento de los migrantes son jóvenes de entre 15 y 29 años y 39.1% es población adulta en edad productiva de entre 30 y 44 años.

En Estados Unidos radica alrededor del 10 por ciento de la población nacional, es decir, una décima parte de mexicanos de origen ha encontrado del otro lado de la frontera su medio de vida.

En los últimos años ha ido cambiando el perfil de los migrantes que además de la escolaridad, se reflejan en la distribución que tienen por sector de actividad económica.

 

SE ELEVA NIVEL ACADÉMICO

Hoy tenemos un problema aún más grande, porque gente preparada, gente con títulos universitarios, maestrías y doctorados se han ido del país para buscar un mejor futuro.

No todos, sin embargo, habrán de trabajar en lo que estudiaron.

Existen profesionales y doctorados que buscan una oportunidad, aunque no sea en su campo de acción.

Algunos terminan en el sector comercial o de servicios; o como choferes o empleados de tienda, pero ganan más de lo que pudieran recibir en México con todo y sus grados académicos.

Por otra parte, no son pocos los indígenas mexicanos que han emigrado al país vecino impulsados por la miseria y marginalización extrema, por la erosión de sus tierras, por el saqueo de sus recursos y la pobreza de sus cultivos, y la ausencia de empleos y salarios acordes al costo de la vida.

INCONFESABLE ... MIGRACION EN EL ISTMO DE TEHUANTEPEC

EN BUSCA DE SOLUCIONES

La migración es un complejo fenómeno histórico y mundial que debe resolverse mediante esquemas de cooperación entre las naciones.

Los esfuerzos, sacrificios, dolor y contribuciones de nuestros migrantes, deben ser correspondidos por las instituciones del Estado Mexicano.

La realidad migratoria reclama que en forma inmediata se lleve a cabo la conjunción de esfuerzos y recursos institucionales, en tal forma que sea posible integrar las acciones del Estado Mexicano para la protección de sus migrantes.

Es una realidad que las migraciones, aun cuando sigan siendo estigmatizadas, perseguidas y reprimidas, habrán de continuar mientras existan los motivos que las provocan.

Por ello, es preciso no sólo regularlas, sino contar con un marco jurídico  apropiado  que  respete  y  proteja  los  derechos  y  libertades fundamentales de los migrantes y los compromisos internacionales relativos a la libre circulación de personas.

Una alternativa institucional viable, es la creación de un organismo autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propio que, perteneciente al Estado Mexicano, unifique la acción de las instituciones que los atienden y tenga como principal objetivo la protección de los migrantes mexicanos.

Dentro de nuestro propio país, los migrantes requieren la asistencia para la defensa de los derechos que les otorgan las leyes mexicanas; por desconocimiento de éstos, llegan a sufrir atropellos y violaciones.

Fuera del territorio, los migrantes mexicanos requieren de una defensa especializada que sea acorde con una política nacional que tutele sus derechos y aquellos que les conceden las legislaciones de los países donde se encuentran internados.

Si la globalización requiere de una democracia global, entonces los migrantes deben tener voz en la discusión de todo aquello que les afecte. Y sin que se considere una injerencia en asuntos de otro país, deben ser respaldados política e institucionalmente, en ambos lados de la frontera, en la defensa de sus justos derechos.

Más que seguir siendo considerados como objeto de políticas, los migrantes deben ser vistos como sujetos con voz propia que merecen ser escuchados.

Considerando que la migración es un fenómeno continental, este organismo, podría incluso promover el diseño de una agenda hemisférica sobre el tema migratorio, el desplazamiento interno y el refugio, con la idea de generar propuestas para resolver las problemáticas que son comunes a los países latinoamericanos.

Esta posibilidad de reflexionar en forma colectiva con los pueblos de América, sobre el fenómeno migratorio, nos permitiría establecer una plataforma más amplia y solidaria, desde Tijuana hasta la Patagonia.