Policías estatales contra federales y ministeriales; saldo, diez heridos


Quadratín

 

Diez policías heridos, 5 estatales de Oaxaca y 5 policías federales, es el saldo del intento de desalojo, ocurrido este viernes, en el cuartel de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), localizado en Santa María Coyotepec.

El Gobierno de Oaxaca reportó 5 policías federales heridos en las piernas por esquirlas que rebotaron al impactar los proyectiles contra el suelo. Mientras que el vocero de los policías paristas, Jeyco Pérez Morales, informó que 5 policías estatales fueron heridos, algunos de bala. Aproximadamente a las 3:30 de la mañana, de este viernes, elementos de la Policía Federal y de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), realizaron un operativo para intentar desalojar a policías estatales que están en paro de labores y que desde hace varios días mantienen tomado el cuartel.

En respuesta al intento de desalojo, los policías paristas y familiares que comenzaron a llegar para apoyarlos, bloquearon la carretera federal 175, Oaxaca-Puerto Ángel frente al cuartel.

Por su parte, los policías federales y ministeriales, se mantuvieron a metros de distancia.

Después de las 8 de la mañana, los policías intercambiaron a los elementos retenidos.

La Policía Federal liberó a 4 policías estatales, entre ellos a la policía Isis Vásquez y a uno en camilla.

En tanto, los policías paristas liberaron a 2 policías federales. Al lugar llegaron 3 ambulancias de la Cruz Roja y Bomberos, que atendieron a los lesionados.

Minutos después de las 9:30 de la mañana, los policías estatales comenzaron a replegarse y a liberar la carretera para permitir el tránsito. Los policías comenzaron sus protestas en septiembre de 2014 para solicitar la renuncia del secretario de seguridad, Alberto Esteva Salinas, quien dejó el cargo hasta el 2 de febrero de 2015.

El grupo de policías que tomó el cuartel pide la restitución de sus compañeros que fueron suspendidos por irrumpir en la comparecencia de Esteva Salinas el pasado 22 de enero de 2015.

Así como aumento salarial, mejoras laborales y ley de jubilación.

De acuerdo con datos de la SSP, algunos de estos elementos suspendidos no cuentan con los requisitos que exige el sistema nacional de seguridad para estar en la corporación.

El gobierno de Oaxaca ha dicho que este paro no tenía razón en sus peticiones ya que les han entregado el pago de viáticos, uniformes y demás.

POLICIAS, LOS LESIONADOS...

POLICÍAS ATRINCHERADOS CON 3 MIL 434 ARMAS LARGAS

Policías estatales de Oaxaca, continúan este viernes atrincherados en el cuartel general, ubicado en Santa María Coyotepec, en posesión de 3,434 armas largas y cortas según el recuento del gobierno de Oaxaca.

El conflicto entre el gobierno de Oaxaca y los policías estales escaló esta madrugada, cuando la Policía Federal intervino para apoyar el operativo de desalojo junto con los agentes de la Procuraduría.

Los policías federales y de AEI fueron recibidos a balazos por los policías estatales, quienes se posesionaron del cuartel a finales de enero de este año.

La Policía Federal respondió también con disparos.

La intervención de la Policía Federal se da un día después de la reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Este jueves, el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, participó en la reunión de seguridad de la zona sureste del país, donde dijo que Oaxaca «se ha logrado mantener como uno de los estados más seguros del país».

Esto, de acuerdo con el gobernador, por la política de seguridad de su gobierno y el federal «sumado a los avances significativos en la certificación de cuerpos de seguridad pública y procuración de justicia».

A su vez, en su carta de renuncia, el ex secretario Alberto Esteva Salinas, dijo que se separaba del cargo «ante la posibilidad de que las acciones que se han tomado sean producto de negociación entre elementos que no cumplen con los requerimientos marcados por las normas nacionales».

Gabino Cué sostuvo a Esteva Salinas en su cargo pese la inconformidad de los policías por considerarlo un acto de autoridad; sin embargo, su renuncia no resolvió la crisis en que dejó a la corporación policial.

En el interior del cuartel de Santa María Coyotepec, permanecen atrincherados unos 2 mil policías que se posesionaron de este inmueble para pedir aumento salarial, una ley de jubilación y la restitución de sus compañeros que fueron suspendidos por irrumpir en la comparecencia de Esteva Salinas el pasado 22 de enero de 2015.

La mañana de este viernes, los policías intercambiaron a los elementos retenidos durante el intento de desalojo.

La Policía Federal liberó a 4 policías estatales, entre ellos una mujer, mientras los estatales a 3 policías federales.

Asimismo la vía que estuvo bloqueada por varias horas fue liberada, por lo que el tránsito de vehículos se normalizó sobre la carretera 175 Oaxaca-Puerto Ángel.

El gobierno de Oaxaca hizo un llamado para que los elementos de seguridad depongan su actitud de hostilidad y entreguen sus armas, además de no poner en riesgo la integridad física y patrimonial de la población.

 

POLICÍAS PARISTAS RETIRAN BLOQUEO DE CARRETERA

Policías estatales retiraron el bloqueo que mantuvieron por tres horas en la carretera 175, Oaxaca-Puerto Ángel, frente al cuartel ubicado en Santa María Coyotepec.

Después de las 10 de la mañana de este viernes, el tránsito fue reabierto en ambos sentidos de la carretera que conduce a la región de la Costa y hacia la ciudad de Oaxaca.

Los policías estatales y familiares iniciaron el bloqueo en respuesta al intento de desalojo que dejó 10 heridos en el cuartel de la Secretaría de Seguridad Pública.

Aproximadamente a las 3:30 de la mañana, policías federales y agentes estatales de investigación realizaron un operativo para intentar desalojar a los policías estatales que están en paro de labores y mantienen tomado el cuartel desde hace 13 días.

Personal de la Cruz Roja atendió a los elementos heridos, 5 estatales y 5 federales.

Hasta el mediodía, los policías paristas están atrincherados en el cuartel general y los policías federales a una distancia de 600 metros