Pablo Larios inolvidable arquero


momentos históricos.....
  • Una complicación respiratoria cegó la vida del famoso portero.
  • Portero titular de la Selección Mexicana durante el Mundial 1986.
  • “Fui su obra maestra” confesó emocionado Jorge Campos.

De la Redacción

Uno de los más recordados arqueros mexicanos falleció el pasado 31 de enero. Pablo Larios Iwazaki, portero histórico de los Cañeros de Zacatepec, del Cruz Azul y de la Selección Mexicana, murió el pasado jueves alrededor de las 10:30 horas en un nosocomio en el estado de Puebla, debido a una complicación respiratoria.

El miércoles por la mañana, el exarquero había ingresado al hospital por un paro respiratorio tras sufrir problemas intestinales.

Pablo Larios Iwazaki

Pablo Larios Iwasaki fue uno de los porteros más espectaculares y efectivos que el fútbol mexicano ha visto en su historia; con una gran capacidad en las salidas por alto y a la hora de atajar disparos, ‘El Arquero de la Selva’ como se le conocía por ser de la localidad de Zacatepec, Morelos, será recordado como un ídolo; primero, por sus logros: fue campeón de liga con Puebla en la campaña 1989-1990 y en ese mismo año fue campeón de Copa con los de la Angelópolis.

Solemnidad en el estadio

Larios vistió las playeras de Zacatepec, Puebla, Toros Neza y en especial la de Cruz Azul; decimos que fue especial la del cuadro cementero porque con este equipo logró una identidad que lo convirtió en ídolo, fue dos veces subcampeón con los celestes, a nivel selección mexicana, fue mundialista y titular en la Copa del Mundo del 1986.Ese elástico guardameta es considerado uno de los símbolos de Cruz Azul y para muchas personas, una jugada en especial quedó en la memoria; se presentó en el juego de ida de la final del torneo 1986-87 ante Chivas, tapando primero un disparo de Fernando Quirarte y después se levantó con grandes reflejos y tapó un cabezazo de Eduardo de la Torre.

En la madurez.

INCURSIONÓ EN LA POLÍTICA

Luego de su retiro, el portero sufrió una terrible adicción a la cocaína, lo que incluso le desfiguró el rostro. En 2018 fue registrado como candidato a la alcaldía de Zacatepec por Movimiento Ciudadano. En algún momento fue director de deportes de ese municipio.

Plena vigilancia en la portería

Oriundo de Zacatepec, donde durante su infancia vivió muy cerca del Estadio Agustín “Coruco” Díaz, Larios debutó precisamente para los Cañeros de esa localidad y luego jugó para Puebla, Cruz Azul y Toros Neza, además de ser el portero titular de la Selección Mexicana en el Mundial que se llevó a cabo en nuestro país en 1986.

Fue Campeón de Liga y Copa con la escuadra poblana en la Temporada 1989-1990, además de ser subcampeón con Cruz Azul y Toros Neza. Sin embargo, desde hace años vivió en Puebla, cercano sólo a sus suegros y cuñados porque su esposa murió años atrás.

En la madurez.

Hace 10 años, el exportero perdió a uno de sus tres hijos quien intentó cruzar el Río Bravo para dirigirse a Estados Unidos,  en los últimos años se dedicó a la confección de uniformes para empresas de seguridad. Larios vivía alejado de los reflectores y años atrás había sido sometido a varias cirugías de nariz porque prácticamente se le había destruido el cartílago, ante lo que siempre negó, sus problemas de drogadicción.

Recordando los tiempos idos…

JORGE CAMPOS: FUI SU OBRA MAESTRA

La muerte de Pablo Larios generó reacciones y Jorge Campos habló sobre la pérdida del ‘Portero de la Selva’, quien fue su ídolo y gran inspiración para convertirse en arquero.”Se fue el mejor de todos los tiempos aunque le pese a muchos, sobre todo a los que no conocen el arco. Siempre le estaré agradecido por lo que me enseñó. Gracias a él, la gente se acuerda mucho de mí. Creo que fui su obra maestra, por todo lo que me entrenó. Gracias ídolo.”, declaró el exportero de los Pumas.

Así el recuerdo de Pablo Larios Iwasaki, quien pasará a la historia como un inmortal del fútbol mexicano.

Pablo, maestría en sus acciones