Otro botín: Daniel Juárez y «El Coco» Castillo esquilman a la ST


Alejandro Moguel

 Daniel Juárez López y Jorge Castillo son una dupla de pillos que han tenido a sus anchas el presupuesto de la Secretaría del Trabajo como parte de las cuotas cedidas por el gobernador Gabino Cué.

La cercanía del proceso electoral destapa las complicidades en esa área que es manejada por el sobrino de Mariano Santana, otro político que sabe bien cómo hacerse del dinero público sin trabajar.

De qué se trata esta historia. Trataré de explicar en breves párrafos una perla de corrupción en este gobierno.

Resulta que con la alianza entre el Partido del Trabajo y el de la Revolución Democrática, en Oaxaca se inició una disputa por los dineros, pero no los que otorga el INE para la elección federal, sino el que ha sido caja chica de Jorge Castillo.

La política del «moche» la explica Jorge Santos, el subsecretario del trabajo que se volvió incondicional de Juárez al permitirle una parte del botín.

Jorge Castillo

A los trabajadores, de confianza por supuesto, se les deposita su nómina, pero no bien llegue el dinero deberán sacarlo del banco para devolverlo en efectivo, constante y sonante, algunos solo una parte.

Haga un cálculo y notará que con un centenar de trabajadores la suma quincenal es considerable.

Es lo que se echa al bolsillo Daniel Juárez, la vergüenza del gabinete después de ser sorprendido robando una cartera en Fábricas de Francia; si se robó una cartera, qué más da el dinero para llenarla.

Este dinero, lo entregaban como cuota al PT, pero quién cree que era el responsable de recibirlo? Nada menos que su hermano David Juárez López, al que Danielito no quiere bien por su aspecto físico, lo cual también habla un poco de quién es. Otro que disponía de las «cuotas» era precisamente Jorge Castillo, como caja chica para comprar sus chicles o una candidatura, pues recientemente ese es el tema.

Resulta que la directora del Servicio Nacional de Empleo, la perredista Gloria Nayeli Estrada, hija de la diputada federal Gloria Bautista, nombró a Jesús Ponce Melchor como administrativo, pero Jorge Castillo no avaló el nombramiento por así convenirle a sus intereses y por este hecho, Daniel Juárez se ha negado a firmar un documento llamado PAE-RF1.

Mariano Santana

Con este documento, el recurso de la Federación puede llegar a Oaxaca, pero el manejo lo tendría el PRD, por eso el señor Daniel Juárez no quiere firmar hasta que no esté en el cargo algún cómplice de la dupla.

De los 37 millones 812 mil pesos que manejaron en 2014, el SNE no manejó directamente nada, pues es parte del negocio.

Suponen que este año destinarán alrededor de 200 millones de pesos, millones que están en disputa y de paso, suspendidos los pagos a 38 trabajadores porque no han liberado los recursos.

Daniel Juárez quiere que el recurso lo maneje directamente él, es lo que dicen, le ofreció como dote Jorge Castillo para sostener su candidatura a la diputación plurinominal pero para eso necesita que el nombramiento sea el que ellos disponen y por eso han preferido que el recurso no llegue.

Además, en el registro y movimiento de funcionarios, con firmas autorizados para administrar los recursos, Daniel Juárez ha puesto a todos sus familiares, como su tía Porfiria Toledo, quien es la encargada de la oficina regional del Istmo, para quien sí se autorizaron nuevas plazas.

Pero el asunto no ha quedado ahí. Ilusa, la directora del Servicio acudió ante el gobernador Gabino Cué para plantearle el asunto y resulta que la envío con Alberto Vargas Varela, el secretario de Administración y socio de Jorge Castillo, porque según su respuesta, él no puede intervenir en esos temas.

Es decir, avaló la propuesta de Jorge Castillo y a Daniel Juárez, o a sus aliados del Partido del Trabajo a quienes les dejará el manejo de los 200 millones de pesos que están detenidos por la falta de una firma aunque esto sea un hecho escandaloso de corrupción en su administración.

DESEMPLEO