Medio siglo después del 68


Adolfo López Mateos
  • Servilismo de algunos mandatarios mexicanos al servicio de la CIA.
  • Poderosos motivos de USA para intervenir en el conflicto del 68.
  • Papelazo de Donald Trump en pasada Asamblea General de la ONU.

Alberto Vieyra Gómez/AMN

 ¿Puede un presidente de México servir a la CIA gringa? Por supuesto, que no.

El magnicidio del presidente John F. Kennedy el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas pondría al descubierto en los últimos 20 años un inusitado lacayismo de tres presidentes mexicanos hacia el gobierno gringo, vía central de inteligencia norteamericana la CIA, cuyos documentos sobre el conflicto estudiantil de 1968 en México comenzaron a ser desclasificados desde hace dos décadas y aún el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump ha dado órdenes a esa central de inteligencia para que se vuelvan a revisar y se oculten ciertos documentos comprometedores.

La Constitución de la República en su artículo 108 habla de que “el presidente de México, solo podrá ser juzgado por traición a la patria y delitos graves del orden común”. El hecho de servir a un gobierno extranjero constituye sobradamente el delito de traición a la patria.

Winston Scott

TRES MANDATARIOS EN NOMINA DE USA

Sin embargo, los presidentes López Mateos, Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría no fueron juzgados por semejante delito a pesar de que la CIA gringa les pagaba fuera de nómina y les ordenaba cuanto debían hacer.

Entre el 27 de septiembre y el 3 de octubre Winston Mackinley Scott jefe de la CIA norteamericana en México, a través de un memorándum ordenaría al presidente Gustavo Díaz Ordaz detener a Silvia Durán, en ese entonces secretaría particular del embajador de Cuba en México. Ella sería la encargada de tramitar la VISA a su novio Harvey Oswald para que esté pudiera viajar a la Habana y entrevistarse con mafioso y funcionario soviéticos. Oswald regresaría a México 15 días antes del asesinato de Kennedy.

En los documentos desclasificados, Winston Scott le ordena al presidente Gustavo Díaz Ordaz que detenga a Silvia Durán advirtiéndole, que el gobierno mexicano debe tomar plena responsabilidad de este asunto…Díaz Ordaz acató órdenes gringas.

En un artículo escrito para CNN noticias, bajo el título de: López Mateos, Díaz Ordaz y Echeverría “trabajaban para la CIA”. El muy bien informado periodista mexicano Raymundo Riva Palacio escribió el 29 de octubre del 2017 parte de esa tenebrosa telaraña y añadía: López Mateos, Díaz Ordaz y Echeverría “trabajaban para la CIA” … Quien interrogó a Durán fue Fernando Gutiérrez Barrios.

“López Mateos presidente, Díaz Ordaz presidente y Luis Echeverría presidente, trabajaban para la CIA, eran activos de la CIA, no estaban en la nómina de los agentes, pero eran activos”

Tal vez esto explique la masacre del 68, puesto que tanto Echeverría, entonces secretario de gobernación y el presidente Díaz Ordaz servían como lacayos a la CIA gringa, que según otros documentos desclasificados en Estados Unidos revelan que, hizo de las suyas en los conflictos estudiantiles de México y París.

El 1 de septiembre de 1968, Díaz Ordaz advertía a los estudiantes lo que les esperaba para el 2 de octubre del 68.

Gustavo Díaz Ordáz

CRIMENES DE LESA HUMANIDAD

La matanza estudiantil del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco fue sin duda un crimen de Estado, aunque también, en el Derecho Internacional se tipifica como Crímenes de Guerra y Lesa Humanidad, de acuerdo con la resolución número 2391, del 26 de noviembre de 1968 adoptada por la ONU y que entro en vigor en 1970.

De acuerdo con dicha resolución de la ONU, los crímenes de guerra y de lesa humanidad son imprescriptibles, cualquiera que sea la fecha en que se hayan cometido, pues su finalidad es mantener la paz en el mundo y poner a salvo los derechos humanos.

Así que el Tlatelolcazo no solo fue un crimen de estado sino un crimen de lesa humanidad ordenado por dos actores fundamentales:

El presidente de la república, Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas; y el Secretario de Gobernación, Luis Echeverría Álvarez eran quienes tenían la facultad de ordenar al ejercito su movilización pero según el pentágono norteamericano la insubordinación o indisciplina de los generales, Luis Gutiérrez Oropeza y Mario Ballesteros Prieto que apoyaban la posible candidatura presidencial de Alfonso Corona del Rosal, el famoso halcón, ordenarían el tiroteo que desencadenaría en la masacre en la que oficialmente se reconocieron 22 muertos y 87 heridos aunque en su último informe presidencial, Díaz Ordaz asumiría plenamente la responsabilidad de los hechos sangrientos del 2 de octubre y hablaba de no menos 30 y no más de 40 estudiantes muertos, pero sobrevivientes del Tlatelolcazo  no dudan en afirmar que los muertos fueron más de mil y todos ellos quemados en el campo militar número uno. La controlada prensa de aquella época no dijo nada para evitar el escándalo internacional por los juegos olímpicos en puerta.

Luis Echeverría Álvarez

Al cumplirse medio siglo del Tlatelolcazo, diversas organizaciones civiles y sobrevivientes de aquella masacre exigen a la PGR reabrir el caso para que Luis Echeverría y demás responsables que aún viven, sean juzgados por crímenes de lesa humanidad.

Refrescaré la memoria de mis compatriotas maduros y hare historia para los jóvenes.

inusitada:

Por un lado, daba inicio la carrera por la sucesión presidencial de 1970 y la radicalización de grupos políticos estaba en su mero apogeo.

Segundo, México organizaba los primeros juegos olímpicos que se realizarían en una nación del tercer mundo y tercero, el conflicto estudiantil alcanzaría proporciones monumentales que rayaban en la desestabilización del país.

El escenario era propicio para ello.

Todo había comenzado con una pequeña bronca estudiantil entre Politécnicos y Universitarios el 22 de julio de 1968 en la Ciudadela.

Fernando Gutiérrez Barrios

LAS RAZONES DEL TÍO SAM

Olvidaba un ingrediente adicional. Por aquello años Díaz Ordaz le había negado petróleo mexicano al gobierno gringo, que, por cierto, estaba aterrorizado por los alarmantes índices de crecimiento económico que registraba la nación azteca al son de 6.4 por ciento anual del Producto Interno Bruto con rubrica del llamado milagro mexicano con un crecimiento de hasta el 7 por ciento del PIB. ¡Los gringos juraron aplastar a México y lo lograron! porque en el patio trasero de su casa surgía una nación de primer mundo.

¿Los poderes facciosos de México y el extranjero permitirán que Luis Echeverría Álvarez sea juzgado por crímenes de lesa humanidad?…

Aquéllos días… hace 50 años. (Foto archivo UNAM)

RISAS EN LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

El gobierno que encabeza Donald Trump se ha convertido en el concierto de las naciones, en el del hazmereír.

Donald Trump, el Hitler gringo se exhibió en la Asamblea General de la ONU como un idiota cuando aseguró que su desgobierno ha hecho mucho más que los 44 presidentes norteamericanos que le antecedieron.

Risas y carcajadas inundaron la gran sala de la ONU en Nueva York, todo el mundo fue testigo de sus delirios de grandeza. ¡Qué monumental capacidad para hacerse bullying y convertir a Estados Unidos en una nación en la que ningún otro país en el mundo puede confiar!

La noche de Tlatelolco

En esa sala con la presencia de más de 190 países miembros la bestia Trumpiana reinauguró una nueva era de la guerra fría contra el comunismo y el socialismo, que históricamente han sido veneno puro contra el capitalismo.

El magnate gringo es un irreflexivo racista, que nuestros antepasados llamaban “la basura blanca” pues sin ambages amenazo a Venezuela y a su dictador Nicolás Maduro con un golpe de estado, esto es “que podría ser derrotado muy rápidamente si los militares así lo decidieran”. Seguramente que Trump tiene ya a la CIA trabajando en ese asunto, porque la CIA siempre está en las naciones donde el terreno es propicio para la desestabilización social, política y económica.

La plaza de Las Tres Culturas el aciago día

EL LLANERO SOLITITO

Sí el escritor norteamericano Frank Striker viviese seguramente que ya habría escrito una segunda o tercera versión del “Llanero Solitario”, inspirado en Donald Trump quien no acepta que vive en un mundo globalizado y que Estados Unidos no puede vivir aislado del mundo como si fuera el mismísimo llanero solitario.

Y como el llanero solitario advirtió ante la ONU “nunca rendiremos la soberanía de Estados Unidos a una burocracia global no electa y que no rinde cuentas”

Luego acusaría a Irán de poseer las armas químicas más extraordinarias, conocidas por la humanidad y sentencio que Estados Unidos “no tolerara que el principal patrocinador de terrorismo en el mundo posea las armas más peligrosas del planeta”.

Hambre de libertades, represión

LAS MENTIRAS DE BUSH Y EL PETRÓLEO DE IRAK

¿Serán las armas químicas y bacteriológicas con las que George W. Bush hijo engaño al mundo para invadir Irak y que aún no aparecen por ningún lado, cuando el móvil real de la invasión Estados Unidos era apoderarse del petróleo iraquí?

Y como el llanero solitario, el güero loco vociferaría contra el multilateralismo que es un término usado para referirse a la actividad conjunta de varios países sobre una cuestión determinada, como es el caso del Acuerdo de París sobre el cambio climático. Recordare que Donald Trump desconoció esos acuerdos, a pesar de ser la segunda nación más contaminadora del planeta, tan sólo por abajo de China y por arriba de Brasil.

Primero Estados Unidos pugno por el libre comercio en el mundo y ya que logró los Acuerdos Comerciales con las naciones que quería, ahora con Donald Trump Estados Unidos regresa al proteccionismo y al aislamiento del mundo.

¿Estaremos viendo el principio del fin del imperio de las barras y las estrellas? ¿Donald Trump querrá que Estados Unidos cabalgue en el mundo como el llanero solitario.

Por lo pronto el tío Sam (léase Donald Trumpp) es el hazmereír.