Ignorancia, tragedia nacional; deuda externa, otro problema


Gran número de universitarios con bajo coeficiente  intelectual; no tienen hábito de lectura.  

Agencia Mexicana de Noticias

 “Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia”.

Rescato la memorable frase del filósofo ateniense Sócrates, para ejemplificar la tragedia nacional en la educación mexicana.

Ya hemos hablado de esa catástrofe educativa, que ahora se busca ocultar haciendo que ningún alumno en la educación oficial repruebe, porque los índices eran altísimos y al gobierno le daba vergüenza su mediocridad.

Esa reforma educativa lo único que ha logrado es acentuar la ignorancia y el conformismo de los alumnos y los padres de familia. Sí, el gobierno no quiere pasar vergüenzas a nivel internacional por tantas orejas de burro que conforman los ejércitos de reprobados.

Pero seamos francos, al gobierno, a la partidocracia, a la Iglesia y al capitalismo salvaje les viene como anillo al dedo los pueblos que se debaten en la ignorancia y la miseria. Porque un pueblo ignorante es muy fácil de dominar.

Y para colmo, nos encontramos con gobernantes que recomiendan a mexicanos “¡No lean!”.

El fenómeno es grave, pues los estudiantes, que no estudian, pasan con la ignorancia de la primaria a la secundaria, luego a la prepa, y los que logran llegar a la universidad, siguen arrastrando un terrible lastre que se llama tragedia nacional educativa.

Y le diré por qué: Los jóvenes mexicanos que ingresan a la universidad carecen de un dominio del español, lo que genera que no sean capaces de comprender lo que leen, no pueden desarrollar un texto con coherencia ni cuentan con elementos de abstracción que les permita tener éxito en la escuela, según el estudio Habilidades lingüísticas de los estudiantes de primer ingreso a las instituciones de educación superior.

Los datos revelan que 65 por ciento de los estudiantes de primer ingreso a la educación superior no conocen a fondo la lingüística del español, sólo 9 por ciento tienen un dominio adecuado de la ortografía y la acentuación, 43.2 por ciento carece de estrategias para dar forma a un texto.

AGENCIA MEXICANA LO RECAUDADO ....

UNIVERSITARIOS CON BAJO NIVEL EDUCATIVO

Ello nos dice que esos jóvenes universitarios tienen un nivel educativo precario y desconocen que “La soberanía del hombre está oculta en la dimensión de sus conocimientos”, como dijera el filósofo inglés Francis Bacon.

¿De qué sirve que a un estudiante lo premien sus maestros por leer rápido, si al final de cuentas no entendió nada del texto?

No, mire usted, el secreto no se halla en la rapidez, pues un verdadero método de comprensión lectora comienza por enseñársele al estudiante a interesar su mente por lo que está leyendo.

¿Pero quiere saber cómo salir de esa tragedia nacional educativa? Aquí se lo diré en otra entrega.

 

DEUDA EXTERNA, CALVARIO DE LOS MEXICANOS

A 7 billones 446 mil 929 millones de pesos asciende la deuda pública de la nación azteca, revela el Banco de México.

Se trata de una monumental loza que cargamos todos los mexicanos bien nacidos, no los ricos que no pagan impuestos y sacan a los paraísos fiscales sus fortunas.

Ello quiere decir que con una infame y criminal deuda de tal magnitud, cada mexicano que nazca ya no traerá torta bajo el brazo, sino deuda eterna.

Si al fenómeno de la deuda externa se le suma la disminución en los precios del petróleo, la caída en la producción de crudo, la inseguridad pública y el descontento social, estamos ante un peligroso caldo de cultivo que podría provocar el estallido del México bronco, aunque el Banco de México matiza la situación diciendo que esos factores no favorecen a la economía mexicana. ¡A ninguna economía!

Sí, la ponzoñosa partidocracia mexicana y sus gobernantes corruptos que de ella emanan, nos ha llevado a los mexicanos a una encrucijada criminal: pagar la deuda eterna o comer.

Y son 7 billones 446 mil 929 millones de pesos la deuda pública del país.

Recordaré que una nación es como una casa. En una familia, el padre, la madre y los hijos tienen que trabajar para tener ingresos con los cuales pagar educación, salud, vestuario, el pipirín, la escuela, el coche y la gasolina, el teléfono y la luz, más algunos pequeños lujos.

Si el salario de todos no alcanza para todos esos gastos, entonces se tiene que recurrir a préstamos externos en la familia, los amigos o los agiotistas que cobran intereses altísimos, y hasta se tiene que hipotecar alguno de los bienes.

agencia mexicana... problemas a la hora del examen

EXIGUA RECAUDACIÒN DE IMPUESTOS

Eso es lo que pasa con México. El dinero de los impuestos de los mexicanos pobres no alcanza para cubrir los gastos de la nación.

Acuérdese usted que los ricos NO pagan impuestos. Por ello, los gobernantes peleles del capitalismo, recurren a préstamos y más préstamos, la mayoría de los cuales de destina al pago de la grosera nómina burocrática y el resto se los roban y van a parar a los paraísos fiscales, mientras los parias tenemos el agua hasta el cuello.

La mayoría de esos banqueros criminales y especuleros, que prestan dinero a los gobernantes, exigen en garantía petróleo, minería, playas, y todo lo que sea propiedad de la nación, y es así como nuestros abnegados y patriotas gobernantes han ido aceleradamente hipotecando a la patria, hasta alcanzar hoy una deuda de 7 billones 446 mil 929 millones de pesos.

Quizá ello explique el porqué de los recortes al gasto público de la nación.

Sí, ello quiere decir que el gobierno vende patrias, le da tijeretazos al gasto social en educación, seguridad pública, salud, cultura, ciencia, tecnología, arte, etc., y privilegia el pago de la deuda externa.

Lógico que todo esto genera descontento social.

¿Se da usted cuenta de las bondades criminales de la economía neoliberal diseñada para la rapiña, el saqueo y el pillaje de los pueblos?