Hacinamiento en el Club de los Animalitos


Iván Restrepo/La Jornada

El mes pasado se produjo el aseguramiento de más de 100 animales de los 240 encontrados en una Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) localizada en la ciudad de Tehuacán, Puebla. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) sostuvo que se tomó tal medida por no darle trato digno y respetuoso a la fauna allí hacinada: desde tigres de bengala, jaguares, pumas, osos grizzlies, leopardos y leones africanos, hasta dromedarios, mapaches, linces, venados, monos araña, monos capuchino, papión sagrado, tucanes, búhos y guacamayas.

En realidad la tal UMA es un pequeño zoológico multidenunciado ante las autoridades porque los animales estaban encerrados en jaulas que se encimaban para aprovechar el reducido espacio del también llamado Club de los Animalitos. El lugar sobresale por el mal estado de sus instalaciones, la carencia de materiales y espacios para atender adecuadamente a la fauna. Tampoco es seguro para los animales y el público, que pagaba 40 pesos por visitarlo.

El dueño del negocio es Sergio Gómez Oliver, diputado local del Partido Acción Nacional (PAN). El también próspero empresario ferretero acusó a la mancuerna PRI-Partido Verde de propiciar la operación de la Profepa con fines puramente electoreros y favorecer a la candidata del Partido Verde en las elecciones de junio próximo. Resulta que ella es la delegada de esa dependencia federal en el estado de Puebla. Según Gómez Oliver, sólo eso explica que, luego de satisfacer durante 20 años todos los requisitos instituidos por las autoridades federales del medio ambiente y las inspecciones periódicas de las mismas a su zoológico, lo exhibieran como alguien que maltrata y trafica con animales, en los que gasta cada mes 200 mil pesos y apenas recibe 50 mil de los visitantes. Y cuando el lugar había sido reconocido por la exitosa reproducción de felinos. Por eso la autoridad ambiental le llevaba la fauna decomisada a capos de la delincuencia organizada. Insistió en que los animales de su zoológico se encontraban en buenas condiciones físicas y emocionales. El ferretero y diputado recibió el apoyo de la bancada panista local porque la clausura tenía un trasfondo político.

restrepo profepa suspendio...

Aunque varios de los 240 ejemplares asegurados figuran en la lista oficial en peligro de extinción o bajo alguna de las categorías de protección, se desconoce si el propietario del Cub de los Animalitos cuenta con los permisos para tenerlos y exhibirlos en tan lamentables condiciones. Lo que sí se sabe es que la instancia ambiental federal carece de sitios adecuados para colocar, entre otros, 15 tigres de bengala, nueve jaguares, cinco pumas, siete leopardos, cinco leones africanos, tres antílopes, tres bisontes y un dromedario del citado zoológico. Y los más de 4 mil de los circos que ya no pueden utilizar animales.

En cambio, no fue aseguramiento,sino suspensión definitiva de actividades la que ordenó la Profepa en el lujoso hotel Moon Palace, en Cancún. Diversas organizaciones sociales, y destacadamente el Centro Méxicano de Derecho Ambiental (Cemda), habían denunciado que supuestas obras de rehabilitaciónefectuadas por dicho hotel en realidad eran las instalaciones de un delfinario ilegal. Y en una zona de arrecifes decretada Área Natural Protegida. Allí se efectuaba la actividad de nado con 10 delfines nariz de botella. La Profepa aprovechó para informar que revisó el funcionamiento de 14 delfinarios en Quintana Roo donde viven 174 delfines, 12 manatíes y 17 lobos marinos. Sólo en uno encontró irregularidades.

En octubre de 2012, el Cemda denunció ante las instancias federales a la entonces delegada de la Semarnat en Quintana Roo, Gabriela Lima Laurents, por no exigir al Moon Palace la manifestación de impacto ambiental requerida para tal tipo de negocios. El aparato burocrático no dio señales de vida y los funcionarios que en los sexenios anteriores permitieron el funcionamiento irregular tanto del zoológico como del delfinario nunca fueron sancionados. La prontitud mostrada ahora, ¿no será parte de la actual campaña electoral y un respaldo a los candidatos de ese negocio familiar que es el Partido Verde?