Gran Angular: La crisis sin fin


Raúl Rodríguez Cortés

  El “momento mexicano”, definitivamente ha reventado. Hay muchas señales que así lo demuestran, que pronostican  tormentas y que no dejan lugar al optimismo. Vayamos de lo particular a lo general.

El huevo es un producto que históricamente ha servido para completar nuestra ingesta de proteínas ante el encarecimiento de la carne. Durante las últimas tres semanas su precio registró un alza considerable. En la ciudad de México se ha llegado a vender en cuarenta pesos por kilo pero en otras localidades como Tijuana llegó hasta 102 pesos.

Hace dos años hubo un disparo de precio similar pero con una causa perfectamente identificable: un brote de gripe aviar que provocó gran mortandad a las aves de corral. No es el caso ahora. Los avicultores dicen que el problema radica en que el consumo de huevo aumenta en Semana Santa. La secretaría de Economía, por su parte, considera que es un problema especulativo asociado a una estructura monopólica de mercado.

Ambas causas deben presionar a la alza el precio del huevo pero hay una razón más de fondo: el encarecimiento de dólar en el mercado cambiario que, como usted sabe, ha rozado los 16 pesos durante los últimos días.

Las aves ponedoras son alimentadas con insumos que se compran en el extranjero. Todavía en la primera mitad de la década de los noventa los producíamos aquí, pero en esas fechas, resultó más barato importarlos del extranjero y, en la lógica de la apertura comercial y la globalización, se decidió no producirlos más. Se desdeñó aquella recomendación de mantener, en sectores estratégicos como el alimentario, al menos 20 por ciento de la producción nacional.

El aumento del precio del huevo, entonces, más tiene que ver con la volatilidad del tipo de cambio que vivimos por la inestabilidad externa y la caída en picada de los precios del petróleo. No se ve que ésta se detenga en el corto plazo, menos aún si en Estados Unidos se confirma que su producción de hidrocarburos seguirá creciendo y se agoten  los espacios disponibles para almacenarlo, lo que obligaría a la venta de excedentes y a inundar un mercado en el que el precio podría caer hasta los veinte dólares por barril, de acuerdo con las estimaciones más pesimistas.

Los altos precios del huevo hoy son el reflejo, pues, de la fuerte depreciación registrada en el peso durante los últimos meses de 2014 y los primeros de 2015. Analistas económicos estiman que ese producto se seguirá vendiendo a precio alto, incluso hasta julio.

El encarecimiento del dólar ya influye también en el precio de la carne, pues el hato ganadero también se alimenta con insumos de importación. Y no es remoto que también se deje sentir en el de la tortilla, dada nuestra creciente dependencia del maíz que compramos a Estados Unidos, que quizá en algún momento resultaba más barato que el producido aquí, pero que ahora se ha disparado con el encarecimiento del dólar. Esos aumentos pegarán con fuerza en el segundo semestre de este año, estiman los expertos consultados.

A este panorama, de suyo pesimista, habrá que sumarle el ya anunciado recorte del Presupuesto para el año próximo. Ese ajuste sin duda incidirá en el cierre de plazas del gobierno (habrá desempleo) y en el recorte de sus gastos (lo que afectará a proveedores y productores). Nada halagüeño entonces lo que viene.

De ahí el aserto de que el “momento mexicano” reventó.

gran angular  David Pe+¦aloza Alan+¡s

ATORÓN DE RADIO CENTRO

    Resulta lógico pensar que si alguien compró en cien pesos lo mismo que usted adquirió en doscientos, sus socios (los de usted) le dirán que de plano no le entran al negocio y lo dejarán solo silbando en la loma.

Pues algo así ha ocurrido con Francisco Aguirre y su grupo Radio Centro. El ofreció pagar por una cadena de televisión abierta poco más de tres mil millones de pesos mientras que por otra igual, Olegario Vázquez Raña y su Grupo Ángeles ofertó mil 800 millones de pesos. Esto quiere decir (y muchos seguimos sin entenderlo) que Aguirre ofreció mil 200 millones de pesos más por lo mismo. Eso podría explicar el por qué uno de los grupos empresariales que se asociaría con Radio Centro para cubrir la estratosférica suma, haya decidido desligarse del negocio.

Grupo PINFRA, de David Peñaloza Alanís notificó el jueves pasado a la Bolsa Mexicana de Valores lo siguiente: “Promotora y Operadora de Infraestructura, S.A.B. de C.V. informa que en este momento no tiene ninguna relación en la operación que realiza Grupo Radio Centro para obtener la concesión de un canal de televisión. Pinfra no planea invertir de forma directa o a través de sus accionistas en dicha operación. En caso de que se tuviera información adicional, se hará de conocimiento del mercado en forma inmediata por este mismo medio. Esta aclaración se realiza a solicitud de la Bolsa Mexicana de Valores, con fundamento en lo establecido en el artículo 106 de la Ley del Mercado de Valores”.

Versiones periodísticas daban por hecho la participación de esta empresa cuyo antecedente es la constructora “Trituradores Basálticos”, de la que Peñaloza se ocupó en 2001. Entonces la retiró del mercado de valores y la reestructuró para dedicarla a la promoción y administración de activos de infraestructura, principalmente en el sector carretero. En 2005 volvió a cotizar en la Bolsa y hoy opera quince concesiones carreteras con un total de mil kilómetros y el puerto de Altamira en Tamaulipas.

Mientras que el Grupo Ángeles informó que ya pagó los mil 800 millones de pesos por la cadena de TV abierta, Radio Centro no ha cubierto los tres mil millones que ofreció y parece quedarse solo.

En la misma lógica y por las razones expuestas, se le complica el apoyo de la banca comercial por lo que algunas fuentes aseguran que se le ha visto en Nafinsa en busca de apoyo sin que haya nada oficial hasta ahora, según fue posible indagar.

Aquí decíamos el viernes 13 de marzo pasado que lo cerrado y competido del mercado publicitario en televisión abierta le dejaría pocas oportunidades a los dos nuevos jugadores por lo que no era descartable una alianza que les permitiera hacer frente de mejor manera a esa competencia.

¿Sería posible que la alianza se diera desde ya pero para completar el pago de lo ofrecido por una de las dos cadenas de TV?

(rrodriguezangular@hotmail.com , @RaulRodriguezC , raulrodriguezcortes.com.mx )

gran angular francisco aguirre