De oficio reportero: Desesperación de damnificados, cuidado!!!!

    De oficio reportero: Desesperación de damnificados, cuidado!!!!

    79
    SHARE
    Siguen viviendo en las calles

    Suprema   Corte de Justicia recupera confianza

    Raúl Sánchez Carrillo

    La gravedad de los terremotos de septiembre, se alcanzaron a dimensionar apenas hace unos días. El profundo shock, el impacto de ver perdido todo el patrimonio conseguido a lo largo de los años, aún no termina de ser entendido, digerido vamos, por quienes aún viven en camellones teniendo enfrente el edificio de departamentos que fue el cofre de su vida. De sus alegrías, se sus tristezas, de sus triunfos y derrotas, pero al fin y al cabo, su fortaleza. Su castillo, su refugio.

    Sin embargo, la larga lista de los inmuebles que se tienen que derrumbar, está en proceso. Los edificios habitacionales, avanzan muy, pero muy lentamente en los trámites de evaluación de estructuras, de dictamen técnico del estado que dejaron los terremotos.

    Si acaso en algunos edificios, deshabitados desde el 19 de septiembre, con sus moradores viviendo en carpas, en tramos de plástico a modo de cuartos de muros movidos por el viento, Protección Civil, les ha permitido mediante una grúa que los introduce por 15 minutos a cada uno. Sólo uno por departamento, para que rescaten lo que puedan de manera pausada. Sin correr. En maletas, bolsas, en costales y además, sin mucho peso, hace un capítulo más de la historia de cada uno que ya se empiezan a desesperar

    Y no es para menos. Ningún funcionario del Gobierno Federal o de la CDMX, está en esas condiciones. Esperando peritajes que nunca llegan. Información sobre el destino del inmueble afectado que tampoco nadie da.

    Es comprensible la angustia mezclada con coraje no contra la naturaleza, con la que nada se puede hacer, pero si, con autoridades que sean de Gobernación o delegacionales, o del gobierno capitalino que han descuidado si, su obligación en el decir y en el hacer.

    Ya llegaron las cosas a lo irracional como el conductor de una camioneta Pick Up blindada y de color Rojo que echó el vehículo contra padres y niños que se manifestaban porque no hay escuelas listas aun a más de 2 meses de la tragedia. Golpes con la policía que acudió a rescatar al irresponsable sujeto que primero se dijo Ministerio Público y luego empresario pero al que esposaron los policías. Ver las escenas de violencia con mujeres enardecidas enfrentándose a granaderos que ahí, parecían muñecos de trapo con casco, a los que a puñetazos, pedradas, no se digan mentadas de madre y rasguños, los movían de un lado a otro.

    En tiendas de campaña frente a lo que fueron sus casas

    LA TRAGEDIA EN OTROS ESTADOS

    Es muy peligroso que la desesperación se convierta en rabia y en manifestaciones violentas. Para evitarlo en ello, trabajan las autoridades, solo que hay que ver que los fenómenos telúricos, rebasaron a las autoridades de Federales y locales en Oaxaca, Chiapas, Morelos, Puebla y a la que menos, en Tabasco.

    La separación del cargo de un delegado en la capital y la amenaza casi hecha realidad de cesar a la secretaria de cultura del Gobierno Federal, Cristina García Cepeda y al delegado en Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo, que cumplieron las órdenes de reinstalación de empleados en plena cuenta regresiva para ser despedidos, ha dado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, un nuevo aire de credibilidad y de confianza.

    Lo que más ofende a la sociedad es la impunidad que sigue instalada en todos los niveles pero que en los casos del delegado en Venustiano Carranza, Israel Moreno, apoyado por diputados del PRD, ha anunciado que pedirá licencia para enfrentar la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que actuó en su contra , por desacato.

    sanchezcarrillo.tv

    Ma. Cristina García Cepeda