Cronología del caso Assange 2010-2019


Julian Assange

AFP

Abril 11.- Luego de seis años y nueve meses asilado en la Embajada de Ecuador en Londres, el programador australiano, Julian Assange fue detenido por la policía metropolitana. Aquí un recuento de la travesía del fundador de Wikileaks:

2010

Agosto: Un fiscal sueco emite una orden de arresto contra Julian Assange luego de que una mujer lo acusó de violación. La orden fue retirada poco después, luego de que los fiscales consideraron que no había pruebas suficientes. Assange rechazó los señalamientos en su contra.

Septiembre: Las autoridades suecas reabren una la investigación por violación. Assange abandona Suecia y viaja a Gran Bretaña el 27 de septiembre.

Noviembre: La policía sueca emite una orden internacional de arresto contra Assange.

Diciembre: Assange se entrega a la policía en Londres y es detenido con fines de extradición. Una corte concede a Assange libertad bajo fianza el 16 de diciembre.

2011

24 de febrero: Una corte de Distrito en Gran Bretaña resuelve que Assange debe ser extraditado a Suecia.

5 de diciembre: Assange apela ante la Suprema Corte británica

2012

30 de mayo: La Suprema Corte británica rechaza la apelación de Assange.

Junio: Assange pide reabrir el caso, pero la Suprema Corte rechaza hacerlo. Assange entra a la embajada de Ecuador en Londres en busca de asilo el 19 de junio. La policía establece una guardia permanente fuera de la representación diplomática para intentar arrestarlo.

16 de agosto: Ecuador otorga asilo político a Assange.

2014

Julio de 2014: Assange pierde un intento para que se suspenda la orden de arresto en Suecia. Un juez en Estocolmo ratifica la petición por supuestos abusos sexuales contra dos mujeres.

2015

Marzo: Fiscales suecos piden interrogar a Assange en la embajada ecuatoriana.

13 de agosto: Fiscales suecos dejan la investigación sobre algunos señalamientos contra Assange por haber prescrito, pero se mantiene activa la indagatoria por violación.

2015

12 de octubre: La policía metropolitana pone fin a la guardia permanente fuera de la embajada ecuatoriana, aunque dice que arrestará a Assange si abandona el lugar. Así se pone fin a una operación policial de tres años que tuvo un costo aproximado de 12 millones de libras (17 millones de dólares).

2016

5 de febrero: Assange considera que ha sido reivindicado luego de que un grupo de trabajo de la ONU sobre detenciones arbitrarias considerara que ha sido detenido ilegalmente y recomienda que se le libere y otorgue una compensación. El canciller británico, Philip Hammond, califica la recomendación de “ridícula”.

2017

6 de abril: El presidente electo de Ecuador, Lenín Moreno, advierte a Assange que como una condición para que mantenga el asilo otorgado en 2012, debe abstenerse de involucrarse en asuntos políticos luego de comentarios que hizo en Twitter.

19 de mayo: Fiscales suecos suspenden la investigación sobre violación contra Assange y la orden de arresto europea es retirada ante la imposibilidad de que Assange sea llevado a Suecia. La policía británica dice que aún es requerido por incumplir las condiciones de libertad bajo fianza en 2012.

2018

Septiembre: Lenín Moreno dice que su país y Gran Bretaña trabajan para alcanzar una solución legal que permita a Assange abandonar la embajada en el mediano plazo.

Octubre: Assange busca una orden judicial para presionar a Ecuador a que le otorgue derechos básicos que, dice, el país aceptó cuando le concedió el asilo.

Noviembre: Un investigador descubre un documento judicial que revela la existencia de un caso penal contra Assange en Estados Unidos. No se confirma ningún detalle.

Momento del arresto en Londres a cargo de la policía británica

2019

2 de abril: Lenín Moreno acusa a WikiLeaks de recientes denuncias de corrupción.

5 de abril: Un funcionario ecuatoriano dice que no se ha tomado ninguna decisión para expulsar a Assange de su embajada en Londres, a pesar de rumores de que ocurriría pronto.

11 de abril: La embajada de Ecuador entrega a Scotland Yard a Assange, acusado de incumplir las condiciones de libertad condicional establecidas en 2012 y por pedido de Estados Unidos, apenas media hora después de que Quito le retirara la calidad de asilado.

 

TRAS LA DETENCIÓN DE ASSANGE, EU DE INMEDIATO SOLICITÓ EXTRADICIÓN

David Brooks/La Jornada

Nueva York. Tal como había advertido Wikileaks desde que su director pidió asilo en la embajada de Ecuador en Londres hace casi 7 años, el gobierno de Estados Unidos solicitó la extradición de Julian Assange al ser arrestado hoy en Londres para enfrentar una acusación criminal de conspirar para cometer “intrusión de una computadora” del Pentágono como parte de la filtración masiva de documentos oficiales clasificados en 2010, lo cual provocó de inmediato denuncias de algunos -no todos- los defensores de la libertad de prensa en este país.

El cargo federal de conspiración para ingresar ilícitamente a una computadora federal clasificada fue formulado en secreto por un gran jurado en Virginia en marzo de 2018, aunque la existencia de una acusación penal contra Assange fue revelada accidentalmente por el Departamento de Justicia al mencionarlo en torno a otro caso no relacionado.

La pena máxima para ese cargo es de hasta cinco años de prisión pero no se descarta -y algunos ya esperan- que el gobierno estadunidense puede formular cargos adicionales en el futuro.

De hecho, se sabe que un gran jurado continúa evaluando posibles cargos actualmente, ya que Chelsea Manning, quien fue la fuente de la masiva filtración de cientos de miles de documentos oficiales del Departamento de Defensa y del Departamento de Estado a Wikileaks por lo cual cumplió siete años de prisión, está nuevamente encarcelada -padeciendo incluso aislamiento solitario- por rehusarse a cooperar como testigo ante esa instancia.

El cargo, revelado hoy en la acusación formal presentada públicamente por el Departamento de Justicia, acusa a Assange de trabajar con Chelsea Manning en marzo de 2010, cuando era un analista de inteligencia del ejército de Estados Unidos, para ingresar a una red de computación del Departamento de Defensa a fin de obtener documentos oficiales secretos [https://www.justice.gov/usao-edva/press-release/file/1153481/download].

El cargo no es, como algunos esperaban, por violaciones a leyes de espionaje ni otras que implicarían un asalto a las supuestas garantías constitucionales de libertad de prensa. La acusación no es por la publicación de documentos obtenidos de manera no autorizada, sino sólo por el intento de jaqueo de esos documentos.

Sin embargo, críticos indican que esto es solo una manera de perseguir a Assange por otro lado, buscando evadir el conflicto legal y constitucional que provocaría un cargo contra la publicación de los documentos.

Vale recordar que durante años el gobierno de Barack Obama investigó a Assange y Wikileaks sólo para concluir finalmente de que no buscaría presentar cargos por la divulgación y publicación de esos documentos ya que eso implicaría la criminalizacion de una actividad periodística y obligaría perseguir, bajo esa lógica, también al New York Times, el Washington Post, y hasta publicaciones extranjeras como The Guardian (e incluso a medios como La Jornada) entre otros que colaboraron con Wikileaks para publicar esos materiales.

Diversos defensores de la libertad de prensa y libertades civiles, como varios periodistas, denunciaron el arresto y posible extradición de Assange. Algunos reiteraron que es perseguido sólo por hacer una labor periodística protegida bajo la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos que garantiza la libertad de expresión, al divulgar información sobre actividades militares y diplomáticas de Washington, incluyendo algunas que fueron posibles crímenes de guerra -como el asesinato de civiles, entre ellos dos periodistas de Reuters en Irak.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), declaró que la fiscalización de Assange en Estados Unidos por las actividades de Wikileaks en publicar información “serían acciones sin precedente e inconstitucionales, y abrirían la puerta a investigaciones criminales de otras organizaciones noticiosas”.

La Fundación de Libertad de la Prensa alertó que la acusación implica “la criminalizacion de muchas interacciones comunes entre periodistas y sus fuentes” y consideró que este cargo representa “una amenaza seria a la libertad de prensa y debería ser protestada vigorosamente por todos aquellos a quienes les importa la Primera Enmienda”.

El Comité de Protección de Periodistas no denunció el arresto, pero expresó su “profunda preocupación” por las “implicaciones potenciales para la libertad de prensa” que emanan de esta acusación.

TRUMP Y WIKILEAKS

El presidente Donald Trump declaró hoy ante la noticia:“no sé nada sobre Wikileaks. No es mi asunto”. Aparentemente olvidó de que mencionó a esa organización múltiples veces (por lo menos 141 menciones, según Político) durante su campaña electoral, diciendo frecuentemente “amo a Wikileaks” en 2016 cuando esa organización estaba divulgando los correos del Comité Nacional Demócrata que avergonzaron a la campaña de Hillary Clinton.

Por ello, no sólo republicanos sino demócratas festejaron el arresto de Assange. El senador demócrata Mark Warner, vicepresidente del Comité Selecto sobre Inteligencia, comentó que Assange se ha vuelto “un participante directo en esfuerzos rusos para minar Occidente… y la seguridad estadunidense”. Agregó que espera que será entregado a las autoridades estadunidenses lo más pronto posible para enfrentar “la justicia que merece”.

Pero el arresto de Assange obviamente es un trofeo para el régimen de Trump. Cuando Mike Pompeo era director de la CIA antes de asumir su puesto actual como secretario de Estado, dejó claro que una de sus prioridades era capturar a Assange. Califico a Wikileaks como “un servicio de inteligencia no estatal hostil” y una amenaza a la seguridad nacional. El entonces procurador general Jeff Sessions dijo que se comprometía en arrestar a Assange.

Un año después de formular el cargo criminal para proceder hacia su meta, hoy lograron iniciar un proceso que esperan culminará con Assange ante un tribunal en estados unidos.

Lenin Moreno, presidente de Ecuador

REACCIONES ENCONTRADAS POR DETENCIÓN DE ASSANGE

Londres. Afp.- La detención del fundador del sitio Wikileaks Julian Assange, refugiado desde hace siete años en la embajada de Ecuador en Londres, provocó reacciones en todo el mundo.

ONU: Ecuador expone a Assange a “graves violaciones a sus derechos humanos” al retirarle la protección diplomática, indicó la Relatora Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias de la ONU, Agnes Callamard.

ABOGADO: Julian Assange es objeto de una “persecución política” de Estados Unidos, afirmó en Madrid uno de sus abogados, Baltasar Garzón, quien acusó al presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, de mentir para justificar haberle retirado el asilo.

“Las amenazas contra Julian Assange por razones políticas, la persecución desde Estados Unidos, están más vigentes que nunca”, indicó ante la prensa Garzón, quien se presenta como “el coordinador de las defensas” de Assange desde julio de 2012.

RUSIA: “La mano de la ‘democracia’ estrangula la libertad” declaró en Facebook la portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zajárova.

GRAN BRETAÑA: “Nadie está por encima de la ley”, declaró ante los diputados la primera ministra británica Theresa May.

ECUADOR: “La conducta irrespetuosa y agresiva del señor Julian Assange, las declaraciones descorteses y amenazantes de su organización aliada en contra del Ecuador, han llevado la situación a un punto en el que el asilo (…) es insostenible e inviable”, declaró en un video el presidente Lenín Moreno.

EX PRESIDENTE ECUATORIANO RAFAEL CORREA: El presidente ecuatoriano Lenín Moreno es el “traidor más grande de la historia” latinoamericana y cometió “un crimen que la Humanidad jamás olvidará”, declaró Correa, que fue en su momento el mandatario que ordenó acoger a Assange y darle protección en la embajada londinense.

AUSTRALIA: La ministra australiana de Relaciones Exteriores, Marise Payne, expresó su “confianza” en que el fundador de Wikileaks recibirá “un tratamiento justo en los procesos legales a los que se enfrenta en Reino Unido”.

WIKILEAKS: Ecuador “retiró ilegalmente el asilo político a Assange en violación del derecho internacional” reaccionó la organización fundada por Assange.

EDWARD SNOWDEN: “Las imágenes del embajador de Ecuador invitando a la policía secreta a ingresar en la embajada para arrastrar afuera a un editor –que guste o no– de material periodístico terminará en los libros de historia. Los críticos de Assange pueden celebrar, pero es un día sombrío para la libertad de prensa”, indicó el exconsultor de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA), refugiado en Moscú.

BOLIVIA: El presidente de Bolivia, Evo Morales, condenó “enérgicamente” este jueves el arresto del australiano Julian Assange en la embajada ecuatoriana en Londres, tras habérsele revocado el asilo diplomático otorgado en 2012 por ese país sudamericano.

CARLES PUIGDEMONT: “Estoy muy consternado por la detención de Julian Assange en Londres. Los derechos humanos y especialmente la libertad de expresión están siendo atacados una vez más en Europa”, tuiteó el expresidente regional catalán Puigdemont, residente en Bélgica.

Pamela Anderson

 

PAMELA ANDERSON: La actriz estadunidense, fan de Assange, se declaró “en estado de conmoción” por la detención y denunció “el mal aspecto” del fundador de Wikileaks cuando fue detenido. Gran Bretaña se ha convertido en “la puta de Estados Unidos”, tuiteó la celebridad y ahora defensora de los animales.

El fundador de WikiLeaks fue arrestado la mañana de este jueves, 11 de abril, luego de que la embajada de Ecuador en Londres le retiró el asilo diplomático. Más tarde, fue declarado culpable de violar en 2012 los términos de su libertad condicional luego de una orden de extradición a Suecia por acusaciones de violación.

 

¿Qué es WikiLeaks?

WikiLeaks es una organización mediática internacional sin ánimo de lucro, que publica a través de su sitio web informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de interés público, preservando el anonimato de sus fuentes.​

WikiLeaks (del inglés leak, «fuga», «goteo», «filtración [de información]») es una organización mediática internacional sin ánimo de lucro, que publica a través de su sitio web informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de interés público, preservando el anonimato de sus fuentes. El lanzamiento del sitio se realizó en diciembre de 2006, si bien su actividad comenzó en julio de 2007-2008. Desde entonces su base de datos ha crecido constantemente hasta acumular 1,2 millones de documentos.​ Su creador es Julian Assange y está gestionado por The Sunshine Press.

La organización se ofrece a recibir filtraciones que desvelen comportamientos no éticos ni ortodoxos de los gobiernos, con énfasis especial en los países que considera tienen regímenes totalitarios, pero también en asuntos relacionados con religiones y empresas de todo el mundo. De momento, las actuaciones más destacadas de WikiLeaks se han centrado en la actividad exterior de los Estados Unidos,​ especialmente en relación con las guerras de Irak y de Afganistán.​

WikiLeaks se describe a sí misma como una organización fundada a nivel internacional por disidentes chinos, así como por periodistas, matemáticos, científicos y tecnólogos de empresas start-up de los Estados Unidos, Taiwán, Europa, Australia, y Sudáfrica.​ Los creadores de WikiLeaks no han sido identificados formalmente.​ Uno de sus asesores, redactor jefe y actual director es el australiano Julian Assange. Desde septiembre de 2010, su portavoz es Kristinn Hrafnsson, tras la renuncia de Daniel Domscheit-Berg, quien planea fundar su propio portal de filtraciones. Últimamente, después de la detención de Assange el 7 de diciembre de 2010, Kristinn Hrafnsson toma las riendas de la organización.

A pesar de su nombre, WikiLeaks no es un sitio wiki habitual, ya que realmente los lectores que no tienen los permisos adecuados no pueden cambiar su contenido. WikiLeaks usa una versión modificada del software de MediaWiki4​ y su servidor principal está alojado en el ISP sueco PRQ. Para proteger el anonimato de sus informantes, WikiLeaks utiliza OpenSSL, Freenet, Tor y PGP.​