Crónica parlamentaria…


“A los diputados la sociedad no nos baja de ladrones, corruptos e ineptos”: Pérez Morales

 Abundio Núñez/E-Oaxaca.mx

 Como en el mercado, recobrados los bríos luego de largas y merecidas vacaciones, un diputado y una diputada de la LXII Legislatura del Estado se enojaron y afloraron, cual secreto a voces, algunas de las muchas verdades que se cocinan en el Poder Legislativo.

Cuatro horas después de la hora convocada (11:00 horas) inició la sesión ordinaria de este jueves 8 de enero para desahogar el trabajo que no hicieron el fin de año: 23 asuntos agendados en la orden del día, de los cuales los más importantes fueron la aprobación de las Leyes de Ingresos de 163 Ayuntamientos y cuatro dictámenes para elevar de categoría a núcleos rurales y agencias municipales y de policía.

Apenas con el quórum necesario para poder sesionar, entrando y saliendo del recinto 26 de los 42 integrantes de la Legislatura, aparentemente todo terminaría sin novedad, hasta que a las 05:25 de la tarde tocó el turno a los asuntos generales y el único diputado del Partido Social Demócrata (PSD), Manuel Pérez Morales, subió a tribuna para externar los demonios sueltos.

Sin más, refirió que a la mitad de la sesión se hizo un receso “para discutir algo que debe ser indiscutible: si se quedaba en el orden del día y se votaban cuatro dictámenes que propuso la Comisión de Gobernación para elevar de categoría a algunos núcleos rurales y agencias de policía”.

Pérez Morales se refirió al núcleo rural de Tierra Colorada en el municipio de San Miguel Mixtepec, Zimatlán; a la Agencia de Policía de San Agustín, Sola de Vega, así como a la Agencia Municipal Miguel Hidalgo de Santo Tomás Ocotepec, y la Agencia Municipal Plan Alemán, también de Santo Tomás Ocotepec, estas dos últimas del Distrito de Tlaxiaco.

Entonces comenzaron las revelaciones:

“No desconozco que en la Legislatura se tengan que dar una serie de acuerdos de carácter político, que permitan el equilibrio y la buena armonía, pero no puedo aceptar y lo digo con todo vigor que utilizando una posición tan importante como la presidencia de una comisión, de las más importantes, que generan gobernabilidad en nuestro Estado, se pretenda chantajear.

“Y no es la primera vez que ocurre. Estos núcleos de población, estas agencias de policía, no cumplen con el requisito fundamental de número de habitantes para elevarlos de categoría. Y esto es muy grave, porque hoy pareciera que los acuerdos políticos y los intereses de algún diputado se ponen por encima de la legalidad. Esto no debiéramos aceptarlo porque va contra la propia naturaleza de este Congreso.

“Estamos para hacer leyes y que se respeten las leyes que creamos, pero no para violarlas. Es vergonzoso que la Presidencia de la Comisión de Gobernación, que preside la diputada priista Lilia Mendoza Cruz, utilice el chantaje, como lo acaba de decir: si no pasan estos cuatro, bajamos Zaachila. ¡Pues bájenlo!, les dije a los compañeros”, espetó.

Ex perredista, el diputado Pérez Morales refirió que en Zaachila su partido, el PSD, sí cumplió con el requisito legal, por lo que le correspondían dos regidurías, ya que tuvieron una alta votación en los pasados comicios municipales.

Sin embargo, dijo que le “preocupa la complicidad de varios diputados, entre ellos un panista que lo interpeló, porque no es de su partido el presidente municipal (de Zaachila, el perredista Sergio Raciel Vale López) que no permitía el ingreso del regidor pacedista Juan Fernando Nava López, hasta que este jueves la LXII Legislatura lo aprobó por decreto.

Encolerizado le respondió al panista: “En Zaachila tuvimos más votación que tu partido. Por eso reclamamos los espacios para que podamos estar apegados a lo que dice la ley, que nos tocaban dos regidores y no teníamos que cambiar una cosa por la otra ni estar chantajeando”.

Pérez Morales siguió entre risas de los legisladores, asesores, trabajadores y público que abarrotaba las galerías del recinto cameral. “Qué poca vergüenza y qué poca congruencia ideológica en la Presidencia de esta Comisión (de Gobernación).

“Tengo conocimiento que la propia Comisión de Gobernación y ojalá tuvieran el valor los integrantes de confirmarlo o desmentirlo, no se reúnen y que de manera facciosa la Presidenta (Lilia Mendoza) elabora con su grupito de asesores, pésimos por cierto, los dictámenes que quieren que pasen y que ponen a su coordinador a negociar en la Junta de Coordinación Política.

“Eso no debemos permitirlo. Por eso estoy solicitando que este pleno valore la posibilidad de quitar esta facciosa presidencia, de cambiarla y oponer una gente responsable, porque es un problema de gobernabilidad, no es un problema de caprichos.

“Hoy están metiéndole dos agencias a un municipio sin cumplir con la ley, lo que va a generar la erogación de más recursos económicos y el día de mañana vamos a tener a 100 o más localidades que nos van a pedir que hagamos exactamente lo mismo y entonces qué vamos a decir: vamos a platicarlo en lo oscurito con la diputada Lilia Mendoza o con sus flamantes asesores”.

Las risas y chiflidos de sorna no se hicieron esperar, pero el único Diputado del PSD continuó con sus acusaciones.

“Sé que a muchos no les gusta y hay lambiscones que les gusta fastidiar, que no les gusta que digamos la verdad, pero, compañeros diputados: recuperemos la dignidad de este Congreso”, clamó.

También reconoció: “Tenemos una pésima imagen como Legislatura ante la sociedad. No nos bajan de ladrones, corruptos e ineptos. A todos. A mí mismo. Y el que diga que NO que tire la primera piedra. Me duele porque soy integrante de esta Legislatura y no debiéramos nosotros estar permitiendo que se siga fomentando este tipo de actitudes”.

Y formalmente propuso a la Presidenta de la LXII Legislatura, la panista Leslie Jiménez Valencia, quien ni siquiera lo tomó en cuenta, “que se someta a consideración el cambio de la Presidenta de la Comisión de Gobernación”.

–“Para hechos, Presidenta”, pidió la palabra la diputada Lilia Mendoza Cruz.

–Tiene la palabra la diputada Lilia.

Con caminar y postura de oradora, la Presidenta de la Comisión Permanente de Gobernación se plantó frente a los micrófonos en el atril, máxima tribuna del Congreso del Estado, y soltó despacio, suave, irónica, para destrozar a su compañero legislador, aunque el efecto resultara contraproducente.

“No cabe duda que hay días buenos y hay días mejores. Y este es un día mejor. Tengo que reconocer que el que una persona recobre valores y congruencia en su actuar, pues es un día de mayor alegría. Por eso estoy contenta diputado Manuel. Recobró valores. Hoy dice que se volvió honesto y además va a dejar de hacer tratos y acuerdos al interior de esta Legislatura para su beneficio personal. Felicidades.

Al unísono brotaron las risas y murmullos en todo el recinto.

CRONICA LILIA MENDOZA

“Yo sólo les tengo que decir que, sin duda, cuando uno comete errores, yo tengo el valor civil para aceptarlos, porque trato de ser congruente entre quien soy y lo que debemos ser. Y cuando hablamos de corrupción, pues yo no me siento aludida, eh, porque no hay un sólo presidente o regidor que pueda decir que en la Comisión de Gobernación se le ha pedido un solo centavo.

“Y puedo faltar a los acuerdos internos, pero de política todos sabemos. Así como reconozco cuando cometo errores, no tengo ningún problema en venir a aceptarlo públicamente. Y le digo a los coordinadores, lo alabo y lo aplaudo, para que de hoy en adelante aquí subamos los acuerdos que se hacen en lo oscurito, pero de todo” (sic).

También defendió a sus “asesores”. Yo sí creo que quienes están en la Comisión de Gobernación son los mejores, porque en esta Comisión no se ha pedido un centavo ni se pedirá. Mi compromiso es el trabajo con Oaxaca, pero también le pido, diputado Manuel, Usted es mi amigo, yo le aprecio y le respeto: hay que informarse bien de los temas, porque cuando uno no se informa y tiene la osadía de venir a usar la más alta tribuna del Estado para decir mentiras, o carecer de la información, no es democrático.

Luego concedió. “Efectivamente, hubo un desacuerdo, pero nunca un chantaje de la Presidencia de la Comisión para usar el tema de Zaachila. Le informaron mal. Sugiero que el compañero Sergio (López Sánchez, diputado del PRD, presidente de la Comisión Permanente de Presupuesto y Programación) le informe de qué se trató y entonces suba a la tribuna a hablar con veracidad”.

Puntillosa, Mendoza Cruz, la aún lideresa de la organización social “Princesa Donají”, siguió: “Cada quien tiene una credibilidad y si algo tengo en la vida de orgullo es poder mirar a mis hijos de frente y a los ojos, porque sólo se puede mirar así cuando les da uno un ejemplo, porque a la vida, cuando actúas de otra manera profesionalmente y en tu casa les quieres exigir valores, eso no se puede. Y yo sí puedo mirar a mis hijos a la cara. Y le digo algo diputado Manuel: voy a tomar su sugerencia. Vamos a hacer más reuniones de Comisión, de todas, eh, porque aquí habemos 42 comisiones (en realidad son 39) y que informen cuántas reuniones de comisiones se hacen”.

De salida, se congratuló: “Lamento y le pido disculpas a mis compañeros diputados y al público por venir a hablar de estas falsedades a la tribuna”.

“Por alusiones, Diputada”, devolvió Pérez Morales desde su curul en la Secretaría de la Mesa Directiva, pero la panista Leslie Jiménez, intentó manipular para arengar al debate a otros legisladores.

–“Algún otro diputado que guste tomar la palabra”, hurgó.

–“Por alusiones, Diputada”, insistió Pérez Morales.

–“Tiene la palabra el diputado Manuel”, concedió la legisladora del partido albiazul.

“En el tema de los valores, la sociedad nos califica a todos. No es necesario que vengamos aquí a colgarnos medallitas de si somos o no honestos, de si somos o no buena gente.

“Yo, mientras no me comprueben y demuestren lo contrario, no podrán tacharme de corrupto.

“Sin embargo, sí quiero decirle a la Diputada (Lilia Mendoza) que escuchó mal, porque en mi intervención nunca dije que le habían pedido dinero o alguien había dado dinero para que la Comisión pudiera determinar algo. Yo dije que se estaba faltando a la legalidad y, en todo caso, le pediría a la Diputada que lo demuestre y que nos diga si efectivamente estas comunidades cumplen con el requisito, primero, de contar con el número de habitantes; segundo, si cuentan con todos los requisitos que marca la Ley Municipal. Porque si es así, Diputada, yo no tendría por qué abrir la discusión de si lo subíamos o lo quitábamos del orden del día, no tendría ningún sentido, si estamos apegados a derecho.

“Y sí coincidimos en el sentido de que las Comisiones, no solamente cuando nos empezamos a repartir los huesos al interior de la Legislatura, todos queremos ser presidentes de Comisión”.

Puntualizó: “Yo le pediría a la Junta de Coordinación Política que nos convoque a todos los diputados a sesionar en Comisión y que demos resultados. Y yo le pediría particularmente, y no quito el dedo del renglón, a la Comisión de Gobernación, que es una de las más importantes, que tiene que ver con la gobernabilidad de nuestro Estado, que se revise.

“Y sigo manteniendo mi posición de que la diputada Lilia le permita a otro diputado con mayor responsabilidad, con mayor honorabilidad y con mayor transparencia, que esté al frente de esta Comisión de Gobernación, porque al rato vamos a tener más conflictos al interior del Estado y los acuerdos que aquí tomamos, pues son muy cómodos sentados desde nuestra curul, pero cuando se enfrenta la realidad en las comunidades, entonces estaremos lamentando hechos de otra naturaleza”.

–“Para alusiones, Presidenta, desde aquí, desde mi curul”, solicitó nuevamente Mendoza Cruz.

–“Tiene la palabra, Diputada”, autorizó sin dilación la panista.

“Sí Diputado. El tema es que todo lo que Usted dijo no es fácil. Cuando Usted quiera revisar, como Diputado tiene derecho, la integración de los expedientes que dan pie a un dictamen, está a la disposición de los 42 diputados.

“Pero el tema de discusión era otro. Y Usted no se informó bien. Y yo no estoy de acuerdo con Usted. La honorabilidad de cada uno de nosotros la conoce el pueblo de Oaxaca, porque puede ser que nosotros no tengamos memoria, pero ellos sí, eh.

“Yo a Usted le aprecio que a veces sirva a intereses mezquinos. Yo nunca he sido manipulable de nadie, y nadie me usa políticamente para lo que haga otro. Yo sé que Usted siempre está al servicio del mejor postor. Usted no se preocupe: sigue Usted siendo mi amigo”.

Al final, sin pedir la palabra para más “hechos”, el diputado Pérez Morales sólo devolvió a través de su micrófono abierto.

–Yo digo lo mismo, gracias.

Así fue el colofón y la nota periodística de la sesión ordinaria del Congreso del Estado de este 8 de enero de 2015.

En el olvido quedó la unanimidad mostrada al principio, cuando todos y todas, de pie, guardaron un minuto de silencio en memoria del periodista mexicano Julio Scherer García y de los franceses de la revista “Charlie Hebdo”, asesinados por presuntos fundamentalistas árabes, al igual que para validar la inscripción en letras de oro en el recinto legislativo: “2015, Centenario de la Fuerza Aérea Mexicana, Honor, Valor y Lealtad por México”.